Si alguna característica tiene el trasporte en el estado de Morelos, es pésimo, quizá los arreglos en lo obscurito durante tantos años han hecho que el trasporte de pasajeros en nuestro estado sea de una bajísima calidad, han utilizado el trasporte como punta de lanza para las campañas políticas obligándolos a llevar publicidad en contra de su voluntad con el objeto de continuar concesionados o con la promesa de otorgarles una concesión, que por lo que vemos en la calle tendrán que hacerles un segundo piso porque son tantos que no caben en las calles.

Pero no solo eso, todo es un problema económico, el trasporte no tiene un fin social que debería de tener, los trasportistas lo utilizan como una manera de hacer negocio, no como una manera de cuidar que se le dé a los ciudadanos una respuesta adecuada la necesidad del mismo con características sociales.

El pleito es de todos los gobiernos con el famoso pulpo, las cosas en verdad no cambian y unos amenazan a otros y así se la viven mientras la ciudadanía tienen un trasporte malo, sucio, a donde muchísimas de las veces se sube a un vehículo donde, el que maneja con trabajo habla español y de manejo sabe lo indispensable, sabe de prepotencia porque se protegen por grupos y cuando tienen un accidente entre ellos se apoyan así sean culpables tienen sus influencias y no se diga en vialidad municipal en la que al parecer solo cobran, porque de vialidad no saben o no hacen nada, la ciudad es como la capital, está hecha un caos, en el centro sobran los de tránsito tragando todo el día sin hacer nada y buscando puntos estratégicos donde no existan cámaras para poder morder; mientras tanto en las calles principales las colas crecen por dos factores desde luego, el primero el trasporte público federal que debería ya de tener una central camionera fuera del centro de la ciudad para que deje de contaminar y taponear el tráfico, porque los agentes están ocupados en ver qué sacan y, segunda, en las calles principales Morelos y Matamoros todos se paran donde quieren, como quieren y por lo tanto la circulación se restringe a un solo carril.

Así que como ve que los miembros de la Confederación del Transporte en el Estado de Morelos se manifestaron en el centro de Cuernavaca para exigir una audiencia con el gobernador; acusan que han sido bloqueados en los trámites de cesiones de derechos y reasignaciones, además de que no quieren que a la zona lleguen servicios de aplicaciones móviles.

Los transportistas argumentaron que existen varias situaciones que los laceran y solicitaron ser atendidos por alguna otra dependencia de gobierno.

Aseguran que han sido bloqueados por la SMyT en el tema de trámites de cesiones de derecho y reasignaciones, algunas concesiones fueron reasignadas a nuevos titulares y además aseguran que se les pide dinero extra para realizarlos. Como es de su conveniencia solicitaron que deje de operar en la zona Oriente UBER o cualquier otro servicio que se prestado ya sea en bicicleta, motocicleta, automóvil o camioneta de lujo; agregaron que se ha mantenido la opacidad y no se hacen los operativos para frenar este tipo de servicios, además de la regularización de las unidades, ya que es una necesidad por el crecimiento poblacional.

Cheque usted muy bien las declaraciones, puro repelar y criticar, pero nunca mencionan la mejora del servicio, cuando son concesionarios de un servicio a la población, pero sienten que ese es una cosa aparte y que es obligación que se les dé todo, sin importar el denigrante servicio que ofrecen, porque no solo es malo, es denigrante, en carros viejos destartalados, donde los asientos se te entierran los resortes y donde te cobran lo más caro posible y no se diga si llueve la dejada te costará el doble.

Indicaron que el aumento del costo de la verificación y otras cuestiones no se ha podido cumplir, por lo que piden se les condonen las multas y solicitaron se derogue la revista mecánica, además de revisar otros temas como tarifas, conversión de gas natural o LP, modernización del parque vehicular, seguridad, la formación de la comisión técnica consultiva del transporte.

Por su parte al preguntarle sobre la inconformidad de los transportistas de la zona oriente, el secretario de Movilidad, dijo que la molestia se debe a la realización de operativos contra el pirataje; destacó que con el apoyo de la CES se detectaron seis rutas que no contaban con concesión, placas y con ningún documento oficial que le permita prestar el servicio.

No vamos a permitir la ilegalidad, así lo dijo el gobernador en la reunión que tuve con él, y a los transportistas, o sea que lo único que les interesa es su beneficio, el servicio bien gracias. ¿No cree usted?

Me están informando que están robándose la fuente de los leones del calvario, hay que estar pendiente donde queda, porque ya no lo podemos permitir. Atención, cuernavacenses.

 

teodoro lavín león
lavinleon@gmail.com / Twitter: @teolavin