compartir en:

Para que nos entienda bien el alcalde, bien bajado ese balón. El nefasto Congreso del Estado no podrá quitarle el cargo que le dieron los ciudadanos de Cuernavaca al alcalde capitalino, la controversia constitucional que presentó el presidente municipal de Cuernavaca fue aceptada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y le quitó a los diputados manipulados el querer aplicar una revocación de mandato que ellos mismos desaparecieron y solo hacer un remedo totalmente antidemocrático de Ley de Participación Ciudadana, además de convertir el tema en un escándalo nacional que los pone en vergüenza una vez más por sus  determinaciones siempre apegadas a los caprichos del testaferro y no a la legalidad; en verdad son una vergüenza.
La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) otorgó al ayuntamiento de Cuernavaca una suspensión provisional en contra del proceso de revocación de mandato que diputados de la LIII Legislatura iniciaron al presidente municipal Cuauhtémoc Blanco Bravo.
La suspensión quedó asentada en el expediente 214/2016 y fue otorgada por el ministro Alberto Pérez Dayán, el martes. El documento señala que la medida cautelar se aplica en tanto se resuelve la controversia constitucional promovida por el Ayuntamiento de Cuernavaca.
Con esta suspensión las cosas se mantienen en el estado que actualmente guardan y el Poder Legislativo deberá abstenerse de ejecutar la resolución de “revocación de mandato al cargo de presidente del municipio de Cuernavaca”.
El ayuntamiento capitalino –a través de un comunicado– dio a conocer que la controversia constitucional fue promovida al considerar que los actos demandados por la LIII Legislatura del Congreso del Estado, a través de los cuales pretenden revocar el mandato del alcalde, vulneran la legitimidad, integración democrática y la autonomía del municipio.
Aseguran que pretenden defender la voluntad del pueblo de Cuernavaca manifestada en ejercicio del Derecho Constitucional al voto libre, en las pasadas elecciones municipales. “Que nadie, bajo pretexto o interés político, interfiera en nuestra vida democrática”, expresa.
También exhortan a los ciudadanos que se manifestaron a favor del alcalde a que mantengan el orden y esperen a que sea la SCJN la que resuelva legalmente el asunto.
Por su parte, el regidor Jorge Dada Guerrero también llamó a los diputados a desarrollar el proceso en el marco de la legalidad, a fin de no afectar el desempeño municipal ni a los ciudadanos.
La vergüenza no se la van a quitar en toda la vida y la lana con la que les pagan no va a servirles más que para sobrevivir porque terminarán como algunos ex diputados mendingando o vendiendo a domicilio cualquier cosa.
Desde luego que la implicación política que tiene la determinación de aceptar la controversia constitucional es importante políticamente, porque vuelve a modificar el panorama electoral del 2018, porque difícilmente tendrá alguien con que competir contra el alcalde si va a la gubernatura; se van a quedar con las ganas muchos y no porque nos vaya ir bien, nada más vea la ciudad, es una basura, y los servicios, pésimos, un Sapac lleno de ratas y muchas leyes y reglamentos violados que nos dicen la falta de conocimiento de lo que será un gobierno; si es que llega al estado sería desastroso para Morelos. Ya nos va mal y saldremos de Guatemala para guate peor, mientras los ciudadanos, como el chinito, nomás mirando. ¿No cree usted?