compartir en:

En Morelos no se va a tolerar que nadie haga justicia por su propia mano, por lo que no hay cabida para autodefensas, advirtió el gobernador al participar en el Encuentro Empresarial a favor del comercio, los servicios y el turismo, “a diferencia de los vecinos, se pueden manifestar los que quieran y no pasa nada, pero no se secuestran calles, no hay violencia, no hay enfrentamientos, como ocurría antes”. Creo que eso está muy bien, pero qué quiere el gobierno que los ciudadanos hagamos cuando nueve muertos el pasado fin de semana, cinco de ellos a balazos; cómo quiere que la gente reaccione cunado dijo que en 18 meses lo arreglaba; van cuatro años y no vemos claro; en la manera de pedir está el dar; cómo le hacemos si la policía no sirve; cómo nos defendemos a balazos, que nos digan cómo, porque continiúa con la arenga señalando al grupo de habitantes de Emiliano Zapata, mejor conocido como “El Chivatero”, de Ayala, quienes el pasado viernes anunciaron en conferencia de prensa la creación de la primera policía comunitaria y fueron detenidos por elementos del Mando Único. “En Morelos no se permitirá que se hagan justicia por su propia mano”, argumentando que hay una sola policía y un sólo Ejército. Está bien, ya lo sabemos, pero que nos diga cómo nos defendemos, nada más.
El responsable del Ejecutivo continuó señalando: “El que quiera hacerse justicia por su propia mano, no lo vamos a permitir. ¡Aquí se respeta la ley!, empezando por nosotros. Vamos a trabajar en ese sentido”, dijo y añadió que junto con el alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, se acabará con el ambulantaje en el Centro Histórico capitalino; nadie dice que esté mal que exista orden, ahora hay que revisar por qué hay ambulantaje y darle una solución integral, porque si no, esos que corran y no tengan que comer trabajaran para la delincuencia o sea que se convertirán en delincuentes. Se tiene que hacer las cosas de manera integral, con planeación a largo plazo, si no, vamos a seguir cada vez peor; lo que se necesita es hacerlo pensando en todos, no solo en que se vea bonita la ciudad. Si vieran la fama que tenemos en el extranjero. Hoy en el desayuno una investigadora de Córdoba, España, me decía: “Yo conocí Cuernavaca, la ciudad de la eterna primavera, cuando se podía pasear en ella, sé que en este momento la violencia es impresionante. Cuando yo fui era verdaderamente preciosa, pero ahora me da miedo ir, voy a México el próximo semestre, pero no creo ir a Cuernavaca por la inseguridad”. Esa es la fama que tenemos a nivel internacional. Todos los discursos pueden ser muy bonitos muy conceptuales, pero la verdad es que estamos en la lona. Cómo se puede hablar de promoción turística con esa imagen.
Pero siguiendo con lo que estábamos, dice el Ejecutivo que trabaja coordinadamente con el presidente municipal de Cuernavaca para recuperar el Centro Histórico de manos del ambulantaje: “Lo vamos a hacer entendiendo que la gente está ahí porque tiene necesidad de trabajar. Eso lo entendemos muy bien, pero no vamos a permitir que líderes sigan vendiendo y falsificando permisos para fomentar el ambulantaje, por lo que se actuará con firmeza en la recuperación del Centro Histórico”. Uno de los principales es esto último, es ver la paja en el ojo ajeno, pues esa es la imagen que proyectan, todos estamos mal menos ellos, los del poder, y con bajarle al discurso creen que nos la creemos. “Ellos deben entender que para lograr mejor calidad de vida es necesario que lleguen las inversiones a nuestro estado y ciudad”.
Las desigualdades sociales son las que llevan a tener un nivel de violencia como el que tenemos. La verdad es que en México el 10% son los ricos, los demás estamos jodidos o más que jodidos; no ha existido el político con la sensibilidad e inteligencia para ponerse en el lugar del que no tiene, del que necesita algo (quizá Luis Donaldo, pero lo mataron) porque como lo explicábamos, el poder vuelve soberbia a la gente y pierde todo sentido de realidad, no escuchan más que lo que les conviene y en el momento en que no estás de acuerdo ya eres enemigo; eso no es cierto, el decir la verdad, al menos la que uno cree o que su cerebro le deja ver, es a mi parecer lo mejor para cualquiera que ostente el poder; si no lo hacen es porque no les gusta que les digan uno no. No nos interesa estar en segundo lugar de desarrollo, si es el estado donde más crece la pobreza, para qué tanto rollo, el problema es que se molestan porque no está uno de acuerdo con las palabras, que como palabras se las lleva el viento; tiene uno que estar de acuerdo. Como todo gobierno, tienen cosas buenas y malas, pero no hay que exagerar, hay cosas que hay que decir la verdad y la seguridad en Morelos no existe. ¿No cree usted?
Oaxaca es un verdadero polvorín, nada justifica la muerte de los mexicanos y que la violencia continúe dicen que violencia trae violencia  y al parecer eso está sucediendo, no salimos del famoso tercer mundo, y así con esas determinaciones gubernamentales menos. ¿No cree usted?