compartir en:

Durante la sesión número cuatro del Grupo Empresarial Morelos se presentó el presidente de la correspondiente en Morelos de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, el doctor Uriel Carmona Sánchez, quien disertó sobre las actividades en el estado, sus funciones y requisitos para ingresar a la propia correspondiente en Morelos.
El presidente del GEM agradeció a los presentes su asistencia y la presencia del presidente de la SMGE de Morelos.
Al hacer uso de la palabra, el doctor Uriel Carmona Sánchez agradeció la invitación y expresó su orgullo de pertenecer a este grupo ahora que la familia mundial se une para clamar en contra del imperio, del otro lado del Río Bravo. Hubo varios imperios como el otomano; los españoles tuvieron al moro por nueve siglos, hasta que Ruy Díaz de Vivar expulsa a los musulmanes; en México los españoles sólo estuvieron tres siglos, comentó el invitado, quien luego dijo: “Me piden que hable de los requisitos para ingresar a la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística.
“¿Qué motivo e impulso hubo para que los reformistas constituyeran una sociedad tan importante como la SMGE? Fue dándonos cuenta de las amenazas que son permanentes, y  sí es posible soñar despierto.
“He querido, con la técnica de aprender jugando. El niño pregunta y al que se le pregunta aprende, el niño tienen curiosidad y esa es la que lo lleva al conocimiento, porque aprendemos desde aprender a nacer.
“Por qué nacen instituciones como ésta que nació en un tiempo de grandes revueltas, cuando existían grandes asechanzas; no había escuelas pero Juárez fue tan temerario que así como se atrevió a enamorar a Margarita que era aparentemente inalcanzable para él, del mismo modo, en medio de esas revueltas, junto con los hombres de la Reforma construyeron el nacimiento de una nación mejor a la que había hasta entonces por medio de la Constitución.
“No existe hoy la autoridad moral en los que están en el poder, ese es el problema de la época; tiene uno que hacer liderazgos desde atrás aunque sea en medio de esas convulsiones tan profundas como hizo Ignacio Manuel Altamirano, que se acogió en los naranjos de Yautepec, se dice que él y Vicente Guerrero, los enciclopedistas de la Reforma en México eran de Tixtla, que era del estado de México y ahora se les conoce así.
“Ellos fueron un rayo de luz que iluminó a la nación; como Valentín Gómez Farías, quien con la anuencia de Juárez funda la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística; y ahí se hizo la primera cartografía del país, se crean los limites políticos de lo que sería la federación. Por eso es importante conocer a fondo la historia de la sociedad que con tanto amor y respeto refunda Socorrito Cortés Mayorga; todavía hoy no hemos despegado; no hay que hablar mal de alguien, solas las cosas se van dando, hoy un grupo de intelectuales está luchando por alcanzar sus objetivos.
“Los reformistas le dieron a la ley fundamental del ‘57 la razón de ser a donde intervienen los humanistas y filósofos que le dan rumbo; la constitución en esa época era letra muerta por las circunstancias históricas, no había escuelas. Qué hermoso recordar esa manera de vivir y luchar por México.
“Queremos que mujeres grandes formen parte de la sociedad, como lo hizo Víctor, convencido de que participando podemos cambiar las cosas; estamos tratando que el mayor número de inteligencias de Morelos participe en nuestra sociedad, donde tenemos alineadas a muchas de ellas, pero queremos a los que piensan en esta institución.
“Los requisitos para ingresar: hay que hacer una lectura para convertirse en académico y más tarde en socio de número. Los requisitos, según nos señaló Socorrito Cortes Mayorga son:
Se requiere llenar una solicitud.
Currícula y cinco firmas de socios de número para su aceptación.
Los trabajos deben ser inéditos y que participe durante media hora al menos en una charla.
“Esta sociedad no se ha muerto porque todavía hay conciencia; tenemos que partir del hecho de hacer las cosas por amor”.
Dentro de su intervención, el doctor Carmona leyó un poema de su inspiración y señaló en especial las bellezas de Cuernavaca, ciudad de una vegetación lujuriosa. Interesante. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected] / Twitter: @teolavin