compartir en:

Casi en símbolo de muerte se ha convertido el Paso Express, en el cual los accidentes son cosa de cada día; mucho se ha hablado de él, pero lo que no hemos entendido es que se trata de un negocio de los más rentables.
Las quejas se acumulan cada día, mientras las autoridades se hacen como que la Virgen le habla y ¿saben por qué?, porque es negocio. Es un factor indispensable para el crecimiento de Cuernavaca y sus municipios conurbados, eso es cierto, pero pasan meses y meses sin que lo terminen; por eso, porque es negocio, y mientras más se tarden más justificantes tienen para poder seguir cobrando y haciéndose ricos a costa de nuestros impuestos.
El Paso Express es una obra de carácter federal-estatal, el 70 % es federal y el 30% es estatal, y las quejas son el pan de cada día.
Ahora los ambientalistas lamentaron que aún no exista respuesta al oficio enviado el pasado 14 de diciembre a los gobiernos federal y estatal, y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), sobre la urgente necesidad de recomponer la estructura y la alineación del “Paso Express”.
Flora Guerrero, integrante del grupo Guardianes de los Árboles, comentó: “Entregamos una carta en donde demandamos la rectificación del ‘Paso Exprés’, de acuerdo con las normas oficiales de construcción de carreteras de la SCT, debido a la cantidad de accidentes que han sucedido en esa vialidad mal construida, y hasta el momento no ha habido contestación”. Y fue muy enfática cuando consideró preocupante que ni el gobierno de Enrique Peña Nieto, ni el mandatario estatal, Graco Ramírez, o Gerardo Ruiz Esparza, secretario de la SCT, y mucho menos Cuauhtémoc Blanco, presidente municipal de Cuernavaca, se hayan interesado en el tema.
El último caso grave fue el incendio de un auto, “y como no hay acotamientos para orillarse, éste quedó parado en llamas en uno de los carriles”, refirió.
“Proporcionamos el documento al gobierno estatal y municipal el 13 de diciembre, y al federal el 15 del mismo mes. En los sellos se pueden ver las fechas; pero no hay respuesta”.
Como fecha límite para obtener resolución se había establecido el final de las fiestas navideñas. Y ante el largo silencio, y en caso de no atenderse dicho asunto, manifestó que se tratará de una seria omisión y una grave negligencia por parte de las autoridades.
¿Y sabe usted por qué?, porque los carriles centrales son responsabilidad federal y los laterales responsabilidad del Gobierno del Estado.
“Se busca evitar más incidentes mortales y salvar vidas humanas, eso es muy delicado. El argumento es el exceso de velocidad, y tal vez puede ser una de las causas; no obstante, que yo recuerde nunca hubo una gran cantidad de sucesos en ese tramo cuando era el Libramiento de Cuernavaca”, insistió.
Indicó que su petición se basa en el Artículo Octavo Constitucional, el cual señala: “Los funcionarios y empleados públicos respetarán el ejercicio del derecho de petición, siempre que ésta se formule por escrito, de manera pacífica y respetuosa; pero en materia política sólo podrán hacer uso de ese derecho los ciudadanos de la República.
“A toda petición deberá recaer un acuerdo escrito de la autoridad a quien se haya dirigido, la cual tiene obligación de hacerlo conocer en breve término al peticionario.” Pero en este país, donde los funcionarios públicos viven con una impunidad impresionante, desde luego que no han contestado.
La construcción es tan mala que por eso hay accidentes, porque no pueden gastar en lonas de 200 pesos para poner indicaciones. Esta no es la única asociación de ciudadanos que ha protestado por la deficiente construcción del Paso Express, ya han sido muchas, y el problema de los accidentes frecuentes se ha tratado en los medios de comunicación locales y en algunos nacionales.
Pero desde luego que no van a hacer nada al respecto y se seguirán tardando, ya que es un gran negocio. Mire usted, tengo un amigo que es un hombre que ha hecho en este país lo que se ve en muchos programas de televisión, se llama Mega Construcciones, y el pasado fin de semana, platicando en su casa en Cuernavaca, donde la tienen hace más de veinte años, me decía: “Mira, amigo, el problema de la construcción del Paso Express es que la han convertido en un negocio para quien construye y desde luego para quien le consiguió la obra; por ejemplo, las banquetas del puente de Chamilpa, que llevan dos meses haciéndolas, deberían de quedar terminadas en tres días; lo que pasa es que si se tardan tanto es porque están cobrando de más”.
Este amigo mío tiene premios internacionales por haber hecho algunas de las obras más importantes en el mundo, así que no es un improvisado, y me dijo: “Esta obra ya debería estar terminada, pero mientras se tarden más tiempo más cobran, porque no hay un orden”. Él sí sabe y es un verdadero perito en la materia. ¿No cree usted?

AMIGOS DE LA MÚSICA invita a la ópera “Romeo et Julieta”, de Charles Gounod, el 21 de enero, a las 12 a.m., desde el MET de New York, en pantalla de alta definición, con la  dirección musical de Gianandrea Noseda. Recuerde: Auditorio del IMTA, Paseo Cuauhnáhuac 8532, Jiutepec.

Por. Teodoro Lavín León /  [email protected] / Twitter: @teolavin