compartir en:

“Hoy, a 45 años de la masacre estudiantil del Jueves de Corpus del 10 de junio de 1971, nos manifestamos nuevamente en contra del autoritarismo y secuestro de la democracia”, dijo Alejandro Vera Jiménez, rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) esta mañana, al tomar de manera simbólica el Congreso estatal junto a integrantes de la comunidad universitaria y representantes de organizaciones civiles y de movimientos sociales.
“En virtud de que no se ha concluido el proceso de aprobación de las reformas constitucionales del 19 de mayo, exigimos a esta Legislatura emita la convocatoria para la integración del Consejo de Participación Ciudadana, de acuerdo con la Ley de Participación Ciudadana aún vigente, y de conformidad con la solicitud que ya les fue entregada el pasado martes 7 de junio de 2016”, dijo Alejandro Vera.
El rector de la UAEM señaló que la diputada Hortencia Figueroa Peralta, presidenta de la Junta Política y de Gobierno, y el diputado Edwing Brito Brito, se comprometieron a emitir dicha convocatoria antes de que concluyera el actual periodo de sesiones.
Alejandro Vera dijo que el 19 de mayo “desconociendo los compromisos adquiridos con sus representados y contraviniendo totalmente los principios democráticos, la presente legislatura aprobó al vapor, sin discusión alguna y de espaldas a la ciudadanía y de rodillas ante el Ejecutivo estatal, una iniciativa de reforma contraria que violenta el principio de progresividad de los derechos humanos”.
“A los diputados les decimos: asuman su autonomía frente al Ejecutivo y representen los intereses de la ciudadanía a la que se deben. No asuman una doble moral, porque no entendemos cómo aquí se conculcan derechos y presentan una iniciativa los diputados del PRD, ante el Congreso de la Unión, para que se incorpore la revocación de mandato, derecho que aquí le conculcaron a los morelenses. Dejen su doble moral”, expresó el rector de la UAEM.
El rector reiteró que la comunidad universitaria y sociedad civil organizada no permitirán cualquier intento de afectar los derechos humanos a la educación y a la cultura con medidas represivas, “tales como reducir el presupuesto de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, violentar su autonomía o conculcar las conquistas laborales de los trabajadores universitarios y del magisterio de Morelos”.
Alejandro Vera se dirigió a los diputados, insistiendo en que se desistan de violentar la autonomía de la máxima casa de estudios del estado, tal como lo hicieron en un periodo vacacional, “en donde fuimos capaces de tomar el Congreso aún en periodo vacacional; hoy sólo están los cuerpos representativos, las secciones sindicales y representantes estudiantiles, pero queremos decirles que nos estaremos movilizando si intentan violentar la autónoma universitaria como lo hicieron hace algunos meses”, dijo.
Por su parte, Sara Olivia Parra, presidenta del Colegio de Abogados de México, capítulo Morelos, en representación de la Alianza Pro Participación Ciudadana del Estado de Morelos, expresó que el derecho a la participación está claramente establecido en la Constitución Política mexicana, por lo que con esta contrarreforma realizada por el Congreso estatal se violan los principios constitucionales, y lamentó que la autoridad no asuma su compromiso con los ciudadanos.
En su intervención, Saúl Roque Morales, representante del Consejo de Pueblos de Morelos, exigió que esta iniciativa de Ley de Participación Ciudadana incluya a las comunidades como sujetos políticos y no sólo de las sociedades civiles, sino también de los pueblos.
Los que no dan color son los empresarios, como los que reciben contratos, pues al parecer no quieren “matar la gallina de los huevos de oro”, pero si se comprometen a ser líderes empresariales, deberían de estar a favor de lo que beneficia a la sociedad.
Si bien es cierto que la situación política del estado es cada vez más mala, la toma del Congreso por la comunidad universitaria pone a los diputados como lo que son: una bola de lambiscones sin principios, que no saben lo que es el valor de la palabra,  que lo que les interesa es “quedar bien con el jefe” antes que cumplir su función, la que debería de ser en beneficio de sus representados, los ciudadanos, y actuando en contra de lo que la lógica y la moral señalan, se ponen en contra de los ciudadanos y nos quitan los derechos adquiridos por todos nosotros. La petición de formar el Consejo de Participación Ciudadana es buena porque está vigente la ley, y mientras no la aprueben los cabildos no habrá cambios, pero la actitud de los representantes populares –trompetilla para ellos- es todo lo contrario. ¿No cree usted?
AMIGOS DE LA MÚSICA, como siempre, invita a un gran concierto del Cuarteto Prieto, conjunto de cuerdas extraordinario. Quienes hemos tenido la oportunidad de oírlos decimos que son verdaderamente sensacionales. No se lo pierda el sábado 18 de junio a las 12:00 horas en la Sala Manuel M. Ponce en el Centro Cultural Jardín Borda.

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected] / Twitter: @teolavin