compartir en:

La novedad es la petición de los diputados federales del PRI de Juicio Político al ejecutivo del estado, esto aunado a la famosa marcha por Morelos, donde se escuchó todo tipo de acusaciones en contra del gobernador, pone a Morelos en una  situación difícil que, al parecer, al propio mandatario no le importa, pues está más ocupado en buscar el frente entre el PRD y el PAN que lo que sucede en Morelos.
Los diputados federales priistas por Morelos, Rosalina Mazari Espín, Matías Nazario Morales y Manuel Vallejo Barragán, presentaron el pasado viernes ante la Secretaría General de la Cámara de Diputados una demanda de juicio político en contra del gobernador de esa entidad.
Poco después de las 11:00 horas, los legisladores se presentaron ante el Secretario General, Mauricio Farah Gebara, y entregaron la demanda acompañada de dos cajas con pruebas documentales que contenían expedientes, peritajes, investigaciones, notas periodísticas, fotografías, testimonios y documentos que respaldan la demanda e incriminan al gobernador.
Los legisladores sostuvieron ante la autoridad de la Cámara de Diputados que un informe técnico, emitido por un grupo de peritos independientes, señala que el socavón se produjo porque la tubería de la alcantarilla tenía un deterioro evidente, así como la acumulación de basura en sus cauces, desde antes de la temporada de lluvias.
Puntualizaron que el gobierno de Morelos, se negó a recibir y aceptar la ayuda que ofreció el gobierno federal para salvar la vida de las dos personas que fallecieron asfixiadas dos horas después de ocurridos los hechos, y que podrían haber sobrevivido al accidente con una atención oportuna.
Informaron que el accidente ocurrió aproximadamente a las 5:30 horas del 12 de julio, y Protección Civil del estado arribó a las 5:56 horas; sin embargo, las primeras maniobras iniciaron hasta las 7:20 de la mañana. Las víctimas fallecieron aproximadamente dos horas después del accidente, por asfixia y no por el golpe provocado por la caída del vehículo.
Protección Civil del Estado tuvo tiempo suficiente para maniobrar y salvaguardar las vidas de los tripulantes del vehículo (rescate por tierra o por aire), sin embargo, su actuación fue omisa y negligente, y además no permitieron en el rescate la intervención de otras autoridades, señalaron.
El Gobernador del Estado de Morelos no atendió debidamente la protección civil estatal, y menos aún hizo presencia en el lugar de los hechos, ya que ese día se encontraba en el Estado de Nuevo León realizando actividades ajenas (reunión partidista y con empresarios), a pesar de que él mismo, a través de sus redes sociales, anunció que tenía conocimiento del accidente.
El artículo 17 de la Ley General de Protección Civil establece que los gobernadores tienen la responsabilidad sobre la Protección Civil estatal, teniendo las responsabilidades de ejecutar medidas de protección, prevención y emergencia.
Los legisladores priistas señalaron que el gobernador Graco Ramírez, a pesar de haberse enterado minutos después del accidente, y que así lo evidenció a través del manejo de su cuenta de twitter, más tarde viajó a la ciudad de Monterrey, Nuevo León, desde donde tuiteaba su asistencia a una reunión en la que se hablaba acerca de cómo hacer un frente amplio electoral para los comicios de 2018 y se desentendió por completo el tema del accidente.
Dos horas después de haber presentado la denuncia, los diputados federales priistas de Morelos, Rosalina Mazari Espín, Matías Nazario Morales y Manuel Vallejo Barragán, ratificaron ante la Secretaría General la demanda de juicio político, a fin de cumplir con los requisitos legales para iniciar de inmediato el proceso.
Por otro lado, en reunión con el Subsecretario de Gobernación, los integrantes de la Marcha por Morelos solicitaron también la remoción del ejecutivo del estado en la Secretaría de Gobernación.
Aquí, por lo pronto, ahora la Cámara de Lambiscones… ¡perdón!, de diputados, acordó llamar al Rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos para que explique cómo ha gastado el presupuesto que tiene autorizado, desde el ámbito estatal, lo que también creará un conflicto más -sobre los ya existentes- después de las declaraciones del Secretario de Gobierno, que acusó al rector de gastar de manera irresponsable el recurso universitario, abriendo así otro frente de conflicto.
Al único que al parecer no le importa es al ejecutivo, que sube y baja para lograr el frente amplio entre el PRD y el PAN, como medida de salvación de su partido que, al parecer, si no lo logra está predestinado a perder su principal fuente de riqueza: el que fuera el Distrito Federal, o sea la Ciudad de México.
Claro que la cosa no está fácil, porque lograr ponerse de acuerdo con un candidato presidencial de uno de los partidos haría una baja en las votaciones de los mismos si no van con un candidato ciudadano que no pertenezca a los partidos políticos; solo así lo lograrían y no es fácil.
Por lo pronto,  ayer se inauguró la inútil remodelación de la calle Lerdo de Tejada. ¿Por qué no, en lugar de ponernos más cemento, hacen un mercado de artesanías y meten ahí a los plateros y a los artesanos en un mercado decente, comprando uno de los estacionamientos del centro, y nos regresan la plaza que  Olaguibel  (sí, el que hizo la Diana Cazadora de la Av. Reforma en México) proyectó y construyó, y regresamos al Morelotes a su lugar original? ¿Porque de qué sirve remodelar, si es un chiquero esa zona llena de puestos y porquerías. ¿No cree usted? 

Por Teodoro Lavín León

[email protected]