compartir en:

Consejeros del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana acudieron al Congreso del estado para insistir a los legisladores sobre la urgencia de que aprueben un aumento presupuestal, a fin de poder desarrollar de manera adecuada el proceso electoral 2017-2018.
Durante la sesión ordinaria, los representantes del Impepac hicieron acto de presencia en el salón de Plenos, con el fin de tener un encuentro con los diputados locales.
El diputado (chapulín) perredista Edwin Brito Brito propuso al Pleno que se suspendiera la sesión ordinaria, a fin de atender a los consejeros electorales y escuchar su propuesta. Fue como las llamadas a misa, todos las oyen y nadie va, ya que la instrucción es no darles dinero para que tengan que correr al personal y ya después autorizarlo para meter a los perredistas para manejar el proceso.
La imparcialidad que tanto se ha tomado es verdaderamente un fracaso la propuesta de Acción Nacional de que los institutos electorales dependieran del INE les salió el tiro por la culata, debido a que como es natural no conocen a los postulantes a consejeros y solo son electos los que tienen agarraderas en los partidos políticos que representan los consejeros electorales nacionales.
Por lo que podríamos señalar como la  época o el momento de imparcialidad perdida y si a ello le agregamos que dependen del Ejecutivo para aprobar el presupuesto, pues la autonomía de la institución queda en veremos, y no es que los consejeros no sirvan o no quieran ser imparciales, sino que necesitan de los elementos materiales para lograr el proceso y como el que paga manda o le rinden al Ejecutivo y su Congreso que esta de rodillas ante el patrón.
Tras varios minutos de encuentro, el presidente de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública, el diputado Éder Rodríguez Casillas, informó que sólo revisaron la solicitud de ampliación presupuestal, pero aún no tienen una respuesta definitiva o lo que es lo mismo que mientras no le manden las instrucciones del Ejecutivo no van a hacer nada para que el proceso se lleve de manera adecuada.
Es por ello que reiteró que no hay fecha definitiva para tomar una determinación respecto a una posible modificación al Presupuesto 2017, a pesar de que la solicitud de los consejeros es para contratación de personal y recursos materiales para la organización del proceso electoral, y que lo puedo señalar con conocimiento de causa, 
el recurso es indispensable para que funcione el proceso, pero la ignorancia y sumisión de este Congreso que es una vergüenza para los morelenses no le permite determinar sino hasta que reciben instrucciones. Gravísimo ¿no cree usted?
UNA ABERRACIÓN de lo más grave para la cultura del estado es la que pretende realizar el Gobierno del estado al entregarle la actual sede del Congreso a la Universidad Nacional Autónoma de México.
El inmueble que actualmente es la sede del Congreso local, ubicado en pleno centro de Cuernavaca, podría convertirse en un Centro Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
El inmueble se construyó por el ingeniero Sánchez para ser el teatro de la ciudad que no existe en nuestra ciudad y no para ser el Poder Legislativo, una determinación del siguiente gobierno lo hizo sede del congreso que desde luego no ha funcionado como debiera, ya que la construcción está hecha para ser un teatro cuenta con los requisitos indispensables para poder tener a los mejores espectáculos en la ciudad, tiene características que le hacen falta por ejemplo al teatro Ocampo y al cine Morelos y desde luego la capacidad es mayor cuenta con estacionamiento que los otros no tienen.
Nos informan que de manera sorpresiva el coordinador general de Proyectos Estratégicos de la Oficina de la Gubernatura del estado, encabezó un recorrido por la sede legislativa al lado de representantes de la UNAM, tomando el teatro como si fuera de su propiedad y no del pueblo de Morelos que mucho lo necesita, pues no hay un teatro con las características que este tiene.
El teatro se construyó con una tramoya para cualquier espectáculo, los ahora despachos de los legisladores eran los de los actores, así como la profundidad necesaria del foro para que pueda presentarse cualquier espectáculo, de cualquier parte del mundo, pues tienen la capacidad que fue en aquella época supervisado por el director general del Festival Internacional Cervantino.
El paso de gato es acorde con su función así como la acústica y las bases de las lámparas de iluminación, tiene dos palcos para las trasmisiones en radio y televisión, como Bellas Artes en México, y nos lo van a quitar a los morelenses por un pleito absurdo entre el Ejecutivo del estado y el rector de la UAEM; en verdad que es una aberración más de los que no tienen idea de lo que es de los morelenses. La cosa en muy fácil, pregúntele al maestro don Jorge Cazares para que entiendan. ¿No cree usted?

Por Teodoro Lavín León

[email protected]