compartir en:

Como reguero de pólvora corrió la versión de que el alcalde de Cuernavaca habría quedado inhabilitado para buscar la candidatura a gobernador, al desechar la Suprema Corte de Justicia el recurso de inconstitucionalidad con que el Partido Encuentro Social combatía el incremento de residencia mínima en el estado para concursar por el cargo de gobernador; definiendo así una de las mayores preocupaciones del gobierno estatal en funciones de que llegara el presidente municipal de Cuernavaca, quien ha prometido que metería a la cárcel al ejecutivo si logra alcanzar dicho cargo. Pero con la resolución de la Suprema Corte se lo inhabilita para el mismo, ya que no tiene el tiempo de residencia que marca la ley.
Pero todavía falta que la propia Suprema Corte resuelva las demás impugnaciones a las que ya les dio entrada como última esperanza. Cosa que agradecemos porque, si queriendo ser gobernador Cuauhtémoc Blanco tiene a Cuernavaca como la tiene, imagínese nada más el caos que sería el estado.
Y desde luego, consecuentemente, se debilita de manera clara el Partido Encuentro Social al perder a su mejor carta para el 2018. ¿No cree usted?
POR SU PARTE, el deshecho Partido Revolucionario Institucional está en plena efervescencia; con la emisión de la convocatoria inició el proceso de renovación de la dirigencia del Comité Directivo Estatal del PRI, que en estos momentos y de forma provisional encabeza el delegado general, por lo que quedó establecida la fecha del 14 de julio, del mediodía a las 2 de la tarde, para que se puedan registrar todas las fórmulas que consideren prudente contender por el cargo. Sin embargo, la reunión del líder tricolor con varios de los aspirantes va en el sentido de lograr una planilla de unidad y evitar la elección para salir fortalecidos y blindados de cara a las elecciones constitucionales del 2018. Lo que es una mentira, ya que la fortaleza del PRI se ha perdido; necesitaría que entrara alguien de fuera, verdaderamente líder ciudadano, el que llegara a la dirigencia, alguien que no represente a alguno de los grupos esos que se auto promueven como candidatos, y que siempre pierden. No entiendo, por qué es a esos, a los que ya los ciudadanos no respetan, a los que van a ungir. La verdad es que está lleno de perdedores que, con habilidad, se han quedado con cargos públicos gracias a sus contactos, pero la cosa ya cambió y al parecer no lo entienden; van a imponer una planilla cuando lo que necesitan es trasformar la imagen del partido y de sus dirigentes.
El problema del PRI es ser un partido dividido en grupos, que muchos de ellos han estado jugando directa o indirectamente –traicionando al partido- con el gobernador del estado, del que todos sabemos que ha dicho en público y en privado que va a acabar con el tricolor; y, al parecer, así ha sido, ya que ha cooptado a los que se decían priistas o se dicen -perdón- y que rápidos como buenos lambiscones se han puesto a su servicio, a veces de frente, como la ex diputada Beatriz Alatriste, y algunos otros en lo obscurito, pero trabajando para el partido gobernante desde atrás, o sea desde las sombras, sólo por dinero.
Porque le juegan al tío Lolo, pero el método es lo de menos y todos sabemos que será un dedazo de la dirigencia; quien llegue tendrá en su historia el haber servido al partido, lo cual dudo mucho, y estoy preguntando: ¿Servido al partido o haberse servido del partido?, que es diferente. Las comas cuentan, porque tener cargos por dedazo no es servirlo. La verdad es que le hacen mucho al cuento y lo siguen haciendo exactamente lo mismo que antes. Nada más lea las declaraciones.
Mire usted ahora, el método será el de la Asamblea de Consejeros Políticos, tal y como lo demandó la Comisión Política Permanente del Consejo Político Estatal, acerca de la cual no han dicho que renunció el presidente Joaquín Magdaleno, por lo que serán declarados presidente y secretario general los integrantes de la fórmula que dé cumplimiento a los requisitos estatutarios y reglamentarios, así como los acordados por la Comisión Política Permanente del Consejo Político Estatal y que obtengan la mayoría de los votos válidos recibidos en asamblea electiva, o que resulten ser ratificados en la citada asamblea y, en consecuencia, reciban la constancia de elección o de mayoría correspondiente. Bull shit.
Siguen sin entender lo que necesita el Revolucionario Institucional. Necesita ciudadanos, pues desde cuándo no gana, pero no entienden que sin los ciudadanos no van a ganar, así resuciten a Churchill, sólo son los mismos y van a poner a puros perdedores. No quieren comprender que hay que cambiar, hay que dejar a los que no han tenido la oportunidad, no a los que ya han estado y lo hicieron no sólo mal, sino a su conveniencia; antes del 97 las candidaturas eran garantía de triunfo, pero ahora no es así.
Nos guste o no, en las dos últimas elecciones presidenciales ha ganado López Obrador y la gubernatura el PAN y el PRD; esa es la realidad pero no aprenden o no quieren aprender. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected] / Twitter: @teolavin