compartir en:

A la trigésima quinta sesión del Grupo Empresarial Morelos asistió como invitada especial la Maestra Irma Camacho García, presidente municipal constitucional de Temixco, y había escogido como tema de charla el Programa de Gobierno 2016-2018.
Al evento, realizado en el restaurante Las Mañanitas asistió un gran número de colaboradores de la presidente y los miembros del Grupo GEM.
Al dar inicio a la sesión-desayuno, el presidente del GEM le dio la más cordial bienvenida a la presidente, quien en principio se disculpó porque tenía que irse, debido a que tenía un compromiso en Cuentepec y, como era asunto de dinero, le urgía marcharse. Pero dijo lo siguiente:
“Pido una disculpa por la informalidad, pero nos absorbe el tiempo y de repente nos manda traer el señor gobernador y luego llegan los recursos y, como se cerraron los recursos en tres meses, lo que debemos ver es el futuro y atendimos la petición en representación de la señora Aurora Villegas (de trabajo, le sopló una de sus colaboradoras).
“La gente se niega al progreso y hablo de una calle que se inunda y, por eso, se pensó que era una obra que beneficiaba; en una calle así los niños y sólo tres personas se oponen a la modernización –señaló-, la que tiene que abarcar a todos los habitantes.
“Los tres ejes del gobierno son: trabajar en bien de la educación, de la salud y de la seguridad pública, e incluiremos la vialidad; pero no nos corresponde a nosotros. Tenemos una salida, pues ya se inauguró la autopista, mientras el puente que conduce a Palmira se va a demoler. Otro eje será la ayuda a los adultos mayores, y así sí cumplimos”.
De esta manera, con un mini discurso, terminó rápidamente la visita de la maestra presidente municipal de Temixco.
Una manera diferente de hacer las cosas. ¿No cree usted?
AYER HUBO una reunión en que, en forma violatoria de los derechos fundamentales de los ciudadanos, se cortó la circulación en el lugar donde se hizo la exposición de lo que será el Morebús, el que ha traído grandes problemas con los transportistas en el estado; por lo que se reunieron los lambiscones de siempre para que les presentaran el proyecto y ahí dijeron que, según ellos, la operación del Morebús generará mil 500 nuevos empleos, mediante una inversión de mil 221 millones de pesos, además de reducir las emisiones contaminantes, de dignificar el trabajo de los operadores y disminuir los tiempos de traslado. Eso suena muy bonito, ¿pero los camiones federales que circulan por la Avenida Morelos cómo van a dejar a contaminar? Las palabras son muy bonitas, pero parte de la farsa que vivimos. ¿Por qué no dicen cómo van a dignificar el trabajo de los operadores?, pues ellos se quejan de que 40 mil trabajadores del volante se quedarán sin trabajo, ¿cómo lo van a solucionar? Porque hacen las cosas de manera heterónoma y parece que vivimos en un feudo y no en un estado, que cada día es menos democrático al acabar con la Ley de Participación Ciudadana, como lo ha hecho este antidemocrático gobierno que sólo habla de las supuestas ventajas; pero, como siempre, no dicen la verdad tal cual. Dicen medias verdades y señalan las ventajas dadas a conocer por los coordinadores del Acabús y Metrobús al inicio del Foro de Modernización del Transporte Público.
El secretario de Movilidad y Transporte destacó que se pretende cambiar el paradigma hombre-camión a uno donde cada operador se convierta en un empresario transportista y mejore su calidad de vida y laboral; esa es una promesa, pero los transportistas que no están alineados al negocio gubernamental dicen lo contrario.
Amílcar López, coordinador del Morebús, indicó que el proyecto contará con un primer corredor que iniciará en la Paloma de la Paz, recorrerá las avenidas Domingo Diez y Plan de Ayala, hasta llegar al bulevar Cuauhnáhuac, a la altura de la Universidad Politécnica del Estado de Morelos.
Adicionalmente tendrá cuatro rutas pretroncales que irían de la UAEM al mercado Adolfo López Mateos; de Jiutepec a los límites con Emiliano Zapata, y de Jiutepec centro al Par Vial y de Civac al mercado.
El sistema tendría 20 paraderos y 108 unidades, las cuales funcionarían en cinco rutas, los cuales dicen que hace tres años que ya está adjudicada su construcción. Imagínese qué negocito; creo que no es tan malo el Morebús, pero no así, y eso es lo que el gobierno no entiende.
De verdad no se entiende, pues primero necesitamos una central camionera antes que Morebuses. Lo cierto es que sólo hacen las cosas que les dejan dinero para sus bolsillos; no les importa la ciudad a la que llegaron y no quieren a Morelos: esa es la pura realidad. ¿No cree usted?

 

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected] / Twitter: @teolavin