En 2017, el Gobierno del Estado recortará en un dos por ciento la entrega de recursos del Fondo General de Participaciones a los 33 municipios para “abastecer” el Fondo de Reserva, al que tendrán acceso para cubrir los pasivos pendientes por laudos laborales que actualmente enfrentan, lo que es lamentable ya que es una imposición y no un acuerdo con los ayuntamientos; desde luego que, como todo en Morelos, las cosas se hacen al margen de la ley.
Habría que analizar legalmente si se les puede recortar las participaciones a los alcaldes, pues al parecer no, ya que son recursos federales, y si el Gobierno del Estado quiere hacer un fondo, que ponga el dinero; porque –por poner un ejemplo- ya ve usted que a pesar de la nota publicada en un Diario Nacional sobre el turbio negocio en la compra de un terreno para el nuevo recinto legislativo, éste ya se está construyendo allí.
Así que, si ya quedo definido, habría que ver la legalidad de la medida, pues el ‘esquema’ de rescate municipal fue aprobado por los diputados de la LIII Legislatura en la misma sesión ordinaria en la que aprobaron la semana pasada el Paquete Económico 2017. El decreto establece que en el siguiente año el gobierno estatal disminuirá las participaciones de los municipios de 22% a 20%, lo que permitirá juntar unos 160 MDP, con los que empezaría a operar el Fondo de Reserva, el que se administrará a través de un fideicomiso público. Este dinero permitirá a los presidentes municipales pagar en lo inmediato los pasivos de laudos más ‘añejos’, y con ello ‘librar’ cualquier eventual orden de destitución del cargo. Se estima que la deuda global que enfrentan los 33 municipios de Morelos, por pasivos de laudos, asciende a 543 MDP. Un poco complicada la información, pero nadie habla de la base legal, ¿por qué será? Raro, ¿no cree usted?
“Desde la universidad estamos diciéndole sí a la sustentabilidad, sí a la convivencia y sí a la interculturalidad, ejes estratégicos en donde nuestra institución históricamente ha venido alineando sus capacidades, sus fortalezas, su desarrollo, y que nos parecen fundamentales; por eso participamos en el caso de las fosas y en foros sobre identificación humana, inseguridad y violencia, porque a diario vemos que los enemigos del pueblo nos están destruyendo”, dijo el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM).
En el marco de la ceremonia de entrega de certificados en materia ambiental ISO 14001: 2015 a la UAEM, el rector destacó el esfuerzo de todas las unidades académicas que participaron, “a pesar de la situación crítica que no sólo como universidad, sino como estado y como país, estamos enfrentando; estos son momentos de alegría, que nos dan ánimo para seguir adelante luchando para atender las distintas problemáticas que tenemos”.
Este día en el auditorio de la nueva Facultad de Ciencias Químicas e Ingeniería (FCQeI), la Agencia para la Certificación de Calidad y el Medio Ambiente (ACCM) hizo entrega del certificado ISO 14001: 2015 al Centro de Investigación en Biodiversidad y Conservación (CIByC), al Museo de Arte Indígena Contemporáneo (MAIC), la Escuela de Ciencias del Deporte, la Torre de Rectoría y la Biblioteca Central Universitaria.
“Ser la primera universidad de todo el país en recibir esta certificación es un reconocimiento a todas nuestras unidades académicas que se han sumado y son ahora un referente importante en el país; es un primer paso a seguir para todas las demás y reforzar nuestra idea de ser una institución cuidadosa del ambiente”, dijo el rector.
Reconoció la labor en materia ambiental impulsada desde la gestión del ex rector René Santoveña Arredondo, “ya que puso el tema como eje central y explicó la importancia de formar estudiantes en el cuidado del ambiente. Tener estos certificados es producto de un gran acierto institucional y de que la UAEM ha fortalecido sus prácticas educativas, de generación y aplicación del conocimiento, y de extensión universitaria”.
Por su parte, Miguel Albarrán Sánchez, secretario de Planeación y Desarrollo, dijo que es responsabilidad de los universitarios hacer frente a la pérdida de la biodiversidad y a la destrucción natural “Nuestra Universidad se ha impuesto el compromiso de propiciar ese retorno a la inteligencia, nutriendo el espíritu de rebeldía frente un estado del mundo ya intolerable”, opinó.
Albarrán Sánchez destacó además la importancia del Sistema de Gestión Ambiental de la UAEM, que da testimonio en favor de la protección del ambiente, “su trascendencia en cuanto a que estos certificados encarnan el compromiso de contribuir a mejorar la calidad de vida de quienes formamos parte de ella”, dijo, y reiteró que la sustentabilidad debe asumirse como elemento integrador de los esfuerzos para lograr un entorno natural de desarrollo digno y sustentable, como está establecido en el Plan Institucional de Desarrollo (PIDE).
Luis Mauricio Cárdenas Flores, director de la agencia certificadora ACCM, destacó que la UAEM es la primera y única institución de educación superior a nivel nacional que ha implementado y certificado su Sistema de Gestión Ambiental. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León / [email protected] / Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...