¿Cuándo empieza la Primavera? Seguro que estás deseando que empiece la Primavera porque eso significa el comienzo del buen tiempo. Por eso vamos a responder a tus preguntas: desde cuándo empieza la Primavera 2018, hasta qué es exactamente el equinoccio de Primavera.
La Primavera 2018 empezó el martes 20 de marzo, esa es la fecha de inicio para que las temperaturas comiencen a subir, los días sean más largos, comiencen a florecer árboles y flores. En cuanto a la astronomía, en el hemisferio norte el equinoccio de Primavera empieza el 20 de marzo y acaba con el solsticio de Verano, aproximadamente el 21 de junio.
La Primavera es una estación alegre porque comienzan a florecer las plantas y los días son más largos. Incluso podemos decir que en muchos países de todo el mundo se celebra la fiesta de la Primavera.
Los equinoccios, tanto el de Primavera como el de Otoño y, los solsticios de Invierno y Verano, significan la mitad de la estación.
En el Hemisferio Norte, con la Primavera, los árboles y plantas empiezan a florecer y comienzan a subir las temperaturas, y todo esto durante los meses de marzo, abril y mayo.
Pero, para entender más todo sobre la Primavera, es importante ver de dónde viene el origen de la palabra primavera. Proviene del latín y significa buen tiempo y por el ascenso de las temperaturas y la aproximación al Verano se puso este nombre, en su honor.
¿Qué es el equinoccio de Primavera? El Observatorio Astronómico Nacional nos informa de cómo la Tierra va girando en su órbita alrededor del Sol y así, dependiendo del hemisferio, Norte o Sur, nos encontraremos en una estación u otra.
Pero ¿cómo se produce el equinoccio de Primavera? Cuando la Tierra y el Sol se encuentran en el centro de su órbita y éste cruza el Ecuador hacia el Norte es cuando se produce el equinoccio de Primavera y dura más o menos un día, desde la mañana hasta la noche.
No es necesario mirar los calendarios para saber cuándo estamos en una estación u otra; sólo es necesario mirar a nuestro alrededor y en el caso de la Primavera las temperaturas comienzan a ser más agradables y las lluvias empiezan a escasear.
Se acabó el ver árboles y plantas sin hojas y flores, con la llegada de la Primavera empiezan a florecer y es el momento en el que están más bonitas y llamativas. En cuanto a los animales, también cambian sus costumbres y hábitos.
Estamos en Primavera. La nueva estación llegó oficialmente para quedarse entre nosotros durante 92 días y 18 horas. El inicio de la nueva estación en la mitad norte del planeta se produce en este equinoccio de Primavera en el instante preciso en que la duración del día y la noche prácticamente coinciden en cualquier punto de la Tierra. Es el mismo instante en el que en el Hemisferio Sur se inicia el Otoño. Y llega lo que tiene que llegar: tiempo variable, cambio de ropa, alergias.
En el equinoccio de Primavera los días van aumentando progresivamente su duración, con unas 12 horas de luz y, en consecuencia, las noches tardan más en llegar cada día que pasa (unos tres minutos más cada día). Las temperaturas aumentan y el clima se va volviendo más cálido hasta que el 21 de diciembre comienza el solsticio de Invierno.
El equinoccio de Primavera, o vernal, es el preciso instante en el que el Sol corta el plano del Ecuador terrestre. Desde ahora, el Sol, que venía amaneciendo hacia el Sudeste, saldrá exactamente por el Este, cosa que sólo ocurre en los equinoccios, y se pondrá por la tarde justo en el Oeste. Esto provocará que el día y la noche duren prácticamente lo mismo, de donde surge el término “equinoccio” (noche igual).
El punto vernal se convirtió en la referencia para medir el paso de los años y el equinoccio de Primavera fue el comienzo del año en prácticamente todos los calendarios de la antigüedad, así como en varios calendarios aún vigentes como el persa o el indio.
El equinoccio de Primavera puede darse, a lo sumo, en tres fechas distintas a lo largo del siglo XXI, pudiendo iniciarse en los días 19 al 21 de marzo. El más primaveral más tempranero será el del año 2096 y el inicio más tardío fue el de 2003. Las variaciones de un año a otro son debidas al modo en que encaja la secuencia de años según el calendario (unos bisiestos, otros no) con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol (duración conocida como año trópico).
En Chichén Itzá, el magnífico conjunto arquitectónico maya situado en la península de Yucatán en México, se puede vivir el fenómeno del día de equinoccio y ver a la famosa serpiente emplumada descender por la escalinata del templo pirámide o Castillo de Kukulcán.
El diseño de esa pirámide fue realizado por los arquitectos mayas, que tan bien dominaban el conocimiento de los astros y en particular el del Sol. Por ese motivo, al situar la pirámide colocaron las plataformas de su fachada de forma que su sombra pudiera proyectarse sobre los laterales de la escalinata, dando forma al cuerpo de una de sus deidades, Quetzalcóatl o Kukulcán, la serpiente emplumada, cuya cabeza está esculpida a los pies de la pirámide.
Este fenómeno congrega a más de veinticinco mil personas cada año en la explanada de Chichén Itzá, y hoy se lo cuento en primera persona ya que he tenido la suerte de coincidir en este lugar en la fecha oportuna.

Vivencias ciudadanas
Teodoro Lavín León
[email protected] / Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...