compartir en:

Ni duda cabe de que la unión de izquierda y derecha no hace un centro, y ahí tenemos que reconocerle a la joven dirigencia del Partido Acción Nacional que esté en contra de aliarse al PRD para la próxima elección en Morelos.

La mezcla que a nivel nacional se está gestando tiene, desde luego, una gran cantidad de bemoles, como si fuera música de Stravinski, ya que la verdad nos podemos dar cuenta de que las dirigencias nacionales sólo ven por su conveniencia y no por la de los propios partidos.

El PAN tiene en la próxima elección un buen panorama, pero los problemas internos han hecho que se implique al dirigente nacional para ser el candidato a la presidencia de la república; es un hombre inteligente, mejor orador y bastante cínico en lo que a su persona se refiere, y sabe que sólo con la alianza puede él más o menos llegar limpio a la candidatura.
Los perredistas están realmente muertos y no tienen ninguna posibilidad de estar dentro de los finalistas si se toman en cuenta los pésimos gobiernos perredistas en el país. Nada más vea usted lo que vivimos aquí en Morelos y cómo Tabasco se desbarata bajo el mando perredista; así que sus posibilidades se van al cuarto lugar, si bien les va, en las elecciones de diputados y senadores. Además, las tribus no están de acuerdo con lo que el grupo de los Chuchos quiere hacer del partido, así como no les ayuda la floja dirigencia de Alejandra Barrales que ha hecho un mediocre papel.
La verdad es que en Morelos el PAN no necesita alianza y que la alianza nacional lo obligaría a perder una gran cantidad de votos debido al rechazo hacia los perredistas en el estado; la dirigencia de ese partido no lo ha hecho mal, ha trabajado pero hay un rencor de los ciudadanos por tantas mentiras y por la fuerte inseguridad que vivimos. Por su parte, el presidente del PAN en el estado, en rueda de prensa, convocó a generar un Frente Amplio Ciudadano en contra de Graco Ramírez y Rodrigo Gayosso Cepeda del PRD, así como para instaurar un modelo de desarrollo económico, político y cultural en el estado, porque no se ve ninguna coincidencia con el “Sol Azteca” local como lograr una alianza, la que desechó por la incompatibilidad de proyectos, pero sobre todo porque el PAN rechaza la política que ha implementado el gobierno de la “nueva visión”.
Durante dicha conferencia de prensa, el dirigente de Acción Nacional, Juan Carlos Martínez Terrazas, dejó en claro que Graco Ramírez, Rodrigo Gayosso y el PRD en Morelos representan el mismo estilo de gobernar: intolerantes, sin escuchar a la ciudadanía y creando crisis en el estado. Dijo que el PAN está buscando una alianza con los ciudadanos, con sectores sociales, culturales, políticos y económicos que puedan tener un desarrollo en el estado, ya que la ciudadanía está cansada de la simulación y que en el PAN Morelos no se cae en la simulación política.
Fue claro al señalar que el presidente del PAN nacional, Ricardo Anaya Cortés, ha sido respetuoso de las instancias locales, esto al recordar ese actuar en las elecciones realizadas en los distintos estados, por lo que dijo que Acción Nacional en Morelos se dejó en claro su posicionamiento: que acompaña un frente amplio opositor para derrocar al PRI; pero la posición en el estado es no acompañar ni dejarse acompañar por un partido político que le ha fallado al estado -refiriéndose al PRD encabezado por Rodrigo Gayosso-. E insistió en que en el PAN hay una manera estatutaria y normativa, y se trata de un órgano deliberativo que es el que toma las decisiones y que hay una alianza en lo que es el consejo estatal, por lo que Anaya Cortés ha dicho que se deben esperar las decisiones de estos órganos, y que el CEN será respetuoso de esas decisiones, acotó Martínez Terrazas.
A pregunta expresa de si el intento de Graco Ramírez de lograr una alianza entre el PAN y el PRD es con el objeto de obtener privilegios e impunidad, dijo que lo ignora; lo que sí, precisó, es una característica del actual gobernador en estos cinco años de gobierno, pero subrayó que en el PAN dicen “no” a su intento de generar una alianza. Esto, al enfatizar que ha sido claro al señalar que, para poder acompañar una alianza, tendría que haber coincidencias en lo político y en lo gubernamental, pero que en Morelos el PAN no coincide con el PRD ni con el gobierno de Graco Ramírez.
Bien la posición del dirigente, pero tiene que tomar en cuenta que las alianzas en las cúpulas, diga lo que diga, lo pueden obligar a respetar la alianza. Aunque la verdad es que no entiendo por qué tendría que cargar el PAN con un partido con el que nada tiene que ver. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León /  lavinleon@gmail.com / Twitter: @teolavin