El problema del agua en Cuernavaca ya llegó a su clímax y empiezan a tomar las calles los afectados por su carencia o escasez; y así seguirán, deteniendo la circulación hasta que no se les normalice el suministro de agua potable, servicio que es obligación de SAPAC y el cual es caro y malo; pero, además, realizado con una mediocridad impresionante, ya que se tiene un conflicto que en este mes cuando menos no se ha podido negociar con la CFE; la verdad es que los encargados de SAPAC no sirven como funcionarios públicos.
Sabemos que no es sencillo después del empujoncito que indirectamente el ejecutivo del estado le da a la CFE para que corte la energía a los pozos; pero, además, el dinero entra a SAPAC y que no lo usen para lo inmediato, que es mantener a los pozos trabajando, es muy grave.
Su historia es que la paraestatal es una dependencia que se ha dedicado durante los últimos trienios a ser la caja chica de funcionarios, presidentes municipales y regidores, por lo que está totalmente deshecha la administración; pero eso no es pretexto para que las autoridades que cobran por administrarla cumplan con su función y la noticia es el corte de 13 pozos de Cuernavaca que están fuera de operación, lo que es grave.
Esos trece pozos del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Cuernavaca (SAPAC) están fuera de operación afectando a más de 74 colonias de la capital morelense, luego de que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) detectó la conexión irregular a la energía eléctrica; al respecto, el alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, dijo “desconocer” la situación en la que se encuentra el organismo y culpó de su desconocimiento a su agenda “muy cargada”.
De acuerdo al Centro de Atención Telefónica Integral (CATI), a cargo de Juan García Orozco, los pozos que no tienen energía eléctrica son 13: Ahuatlán, Equipo cinco de Chapultepec, Equipo Chapultepec uno, dos y tres, Ahuehuetitlán, Lomas de Ahuatlán, Manantial Túnel Cárcamo, Reforma, Loma Bonita, Instituto de Investigaciones Eléctricas (IIE), Amatitlán, Unidad Habitacional Teopanzolco, Ruiz Cortines y Atzingo.
Esos pozos abarcan el abasto a más de 74 colonias, lo que corresponde al 30.5 por ciento de la ciudad, la cual padecerá de escasez de agua si no se regulariza el suministro de energía eléctrica; las autoridades encargadas del organismo no han dado alguna declaración al respecto y sólo ponen a disposición de las familias “pipas de apoyo” una vez que se comunican a los teléfonos del Centro de Atención Telefónica Integral 073.
De manera extra oficial, se conoce que SAPAC ha iniciado una negociación con la empresa generadora de electricidad, ya que argumentan que CFE está haciendo el cobro de una tarifa de suministro industrial, el cual refieren que no es el adecuado.
Respecto a esta problemática, el alcalde Cuauhtémoc Blanco refirió que el titular de SAPAC, José Pérez Torres, no le ha informado al respecto.
“La gente de SAPAC no me ha dicho nada, no nos han notificado; en cuanto me digan, con mucho gusto me sentaré con ellos. Pero, como te digo, la verdad que he tenido hoy una agenda muy grande, muy larga y realmente ayer estuve desde las ocho de la mañana y terminé a las 8:30 de la noche, entonces no me han confirmado nada, no se me ha hecho pesado pero he tenido actividades miércoles, jueves y viernes por el Día del Niño y lo hago con mucho gusto.”
El pretexto es tonto, pues la verdad es que SAPAC no está funcionando como debiera y lo que tiene que hacer el presidente municipal es poner orden; no sabemos cómo, pues el que conoce la problemática es él, y si tiene que correr al director porque no sirve para negociar, que lo corra, pero no puede ser que 74 colonias estén sin el vital líquido después de que se cobran 20 mil pesos sólo por poner una toma; cobran como servicio de lujo y dan un servicio de quinta y eso no puede ser. Sabemos que está muy ocupado el alcalde, pero para eso se alquiló, y quien le entra a la política debe de estar consciente de que hay días que no se duerme y hay que resolver el problema; al menos así nos enseñaron a trabajar a nosotros los de la vieja guardia.
Sabemos que la publicidad que hace el gobernador sobre las pipas que manda a las colonias es como una aspirina para un cáncer; pero, eso sí, tienen letreros inmensos morados presumiendo de su acción con los propios vehículos tanque que son piezas de chatarra y uno de los cuales ayer se iba vaciando en el camino delante de mi automóvil.
Pero eso no es pretexto para que no hayan podido llegar a una negociación, pues si ellos declararon que Yáñez se robó más de cien millones de SAPAC, que hagan que los devuelva porque es dinero de los cuernavacenses; pero, lejos de eso, sólo hacen el escándalo y después se olvidan, y los rateros tan contentos como antes.
Tiene el alcalde que tomar decisiones y arreglar el problema, porque esa es su obligación, no la de andar repartiendo juguetes, sino la de dar servicios a lo que lo obliga la ley y que pagamos todos. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected] / Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...