Este 6 de diciembre, en el Auditorio Emiliano Zapata, se llevó a cabo la ceremonia de graduación de la primera generación de la Licenciatura en Diseño de la Facultad de Diseño de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), en la que estuvieron el secretario académico de la Universidad, Mario Ordóñez Palacios; la directora de la Facultad de Diseño, doctora Lorena Loyola Piña; el maestro Fernando Garcés Poo, secretario académico de la Facultad; Michelle Muris Torreblanca, secretaria de Extensión de esta unidad académica, así como la madrina de la generación Eleonora Isunza de Pech, directora de Cinema Planeta, el festival más importante de cine ambiental en el país y uno de los cinco mejores del mundo.
El doctor Mario Ordóñez Palacios, secretario académico de la UAEM, en su mensaje a los egresados, dijo que deben sentirse orgullosos de ser parte de las mejores diez universidades públicas del país. “Son el ejemplo para las futuras generaciones, tienen el reto de sumarse al campo laboral en el que sólo los mejor capacitados serán quienes avancen”.
Ordóñez Palacios felicitó a Lorena Noyola Piña, directora de la Facultad de Diseño, por el desempeño de su equipo de trabajo en esta unidad académica, así como a los padres de familia por apoyar a los alumnos, y a los egresados por concluir con esta etapa de su formación profesional de nivel superior.
Por su parte, Lorena Noyola destacó que esta generación es un ejemplo de lucha y esfuerzo frente a las difíciles condiciones en las que se desenvolvieron, “a pesar de la compleja situación de la universidad, los alumnos dieron siempre su mayor esfuerzo y muchos de los que hoy egresan ya están dentro del campo laboral, lo cual también es motivo de orgullo”, dijo.
Agregó que el diseño en Morelos está destinado a un cambio, que ya inició y “la posibilidad de tomar posturas teórico-críticas es un extra en la formación de los alumnos de la UAEM y marca la diferencia con egresados de otras universidades; la demanda de esta licenciatura ha ido en aumento, lo que demuestra que hay confianza en la Facultad de Diseño”, agregó.
Noyola Piña resaltó que el diseño es una de las actividades humanas inherentes a la sociedad: “Los profesionales de esta área nos dedicamos a prepararnos cada día para ser mejores en la solución de problemas, aportando nuestros conocimientos con consciencia social”.
Luis Sandoval Moya, estudiante egresado de esta primera generación, en representación de sus compañeros, agradeció a los docentes que estuvieron presentes a lo largo de su formación, a la directora, al personal administrativo que desempeñó un papel importante durante su estancia en la Facultad de Diseño, así como a sus familiares, por el apoyo a lo largo de estos cuatro años y medio.
Los alumnos egresados de esta generación se especializaron en Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Diseño de Medios Audiovisuales, Diseño de Paisajes y Diseño Urbano. Los mejores deseos para los nuevos profesionales.

ASALTOS, ASALTOS
Y ALGO MÁS
Se han puesto de moda los asaltos y las tiendas de conveniencia, si bien son un gran negocio y han de tener seguro contra robos, no evitan el susto que les dan a los pobres clientes a los que despojan los delincuentes de lo poco que tienen; son verdaderamente una amenaza para la seguridad de todos, pues no sólo se conforman los rateros con las tiendas del centro, a las que les dan palo de vez en vez sin que nadie haga nada para que los asaltos se detengan, sino que, por el contrario, van en aumento.
¿De qué nos sirve tener un sistema de seguridad como el C5, que dizque es el más moderno del país, cuando las famosas cámaras que han costado millones y millones no sirven para atrapar a los rateros?; sólo sirven cuando les conviene a las autoridades, como en el asesinato de mi amigo el empresario Rafael Aramburú, en ese caso de inmediato nos dieron a conocer lo que grabaron. ¿Por qué no persiguen igual a los rateros? Las preguntas se suceden: ¿Están de acuerdo las autoridades? ¿Les dan una  lana por cada robo? ¿O de plano ellos son los rateros?; y cosas parecidas, ya que no es posible que lleguen en carro a asaltar y ninguna cámara sirva para ver por dónde se fueron. Si supuestamente son tan buenas y el sistema es el mejor, el sospechosísimo crece cuando no dan resultados.
La inseguridad cada día está peor y, oficialmente, gastamos millones y millones en ella. ¿Dónde están esos millones? Ya vimos a policías asesinos que ya están en libertad, ya sabemos que no sirven para darnos seguridad, ¿para qué entonces tanto gasto? La verdad, de que hay negocio, lo hay; si no que me expliquen lo que pasa. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León

[email protected]   Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...