compartir en:

El pasado martes, la Dra. Lorena Noyola Piña rindió su segundo informe de trabajo como Directora de la Facultad de Diseño de la UAEM, ante la presencia del Rector Alejandro Vera así como de directores y funcionarios de la universidad y una inmensa cantidad de alumnos que abarrotaron el auditorio de la Facultad de Ciencias Químicas, donde se llevó a cabo el acto, durante el cual dijo:
“Hablar de los desafíos cotidianos, ya sea locales o globales, que implica dirigir una facultad de diseño, en una universidad pública estatal, en un estado como Morelos, en un país como México, llevaría horas de retórica, que, si bien sería asertivo y pertinente, dichos retos son comunes en nuestros contextos, que llamaré damnificados. Así que hablaré más bien de nuestros espacios en donde convergen el diseño y la imagen.
“Como dice Alberto Escobar: ‘soy vecino de este mundo por un rato, y hoy coincide que también tú estás aquí, coincidencias tan extrañas de la vida, tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio y coincidir´.
“Y es en esas coincidencias coyunturales que con nuestro quehacer se hace presente, el diseño y la imagen nos rodean a cada paso, a cada instante. Sus formas, usos, desusos y reúsos determinan poco a poco a nuestra sociedad. Nos sirven para construir, para avanzar, para comunicar, para explicar, para enseñar, para aprender, para tener una vida más confortable, para unir, para recordar, para sobrevivir, y para vivir. Pero también nos sirven para contaminar, para destruir, para manipular, para explotar, para degradar el ambiente, para dividir o para olvidar.
“Es ahí donde el diseñador y el investigador de la imagen adquieren su relevancia; su postura ética los diferenciará de los demás en un mundo mundano (valga la redundancia), su capacidad para empatizar y comprender la importancia de escuchar, observar y entender a los demás, que le conferirá la posibilidad de beneficiar sus entornos. La interculturalidad, la aceptación de la diversidad cultural y la transdisciplina son anclas en donde su formación debe radicar. Eso se verá reflejado en sus decisiones de diseño y de investigación. Todos podemos decidir hacerlo bien o hacerlo mal cada instante.
“Al mirar a mi alrededor, me doy cuenta de la enorme fortuna que tengo al coincidir con los futuros diseñadores y los investigadores de la imagen. Poder construir espacios en donde se debata la realidad y las necesidades de nuestra sociedad para la creación de algo nuevo, un diseño que las solucione es un privilegio. Sentir que los jóvenes estudiantes que se forman en nuestras aulas son sujetos críticos, es tener la esperanza en que podemos cambiar la forma de hacer diseño e imagen en pro del beneficio social. El camino se hace al andar, como decía Antonio Machado, y la Facultad de Diseño recién inició el suyo. Estoy segura de que juntos lograremos su consolidación y convertirla en referencia del diseño responsable, inclusivo, incluyente, transdisciplinar e intercultural, así como de visibilizar la importancia de nuestro quehacer, que tantas y tantas veces se minimiza, pero del que yo soy una convencida.
“Espero que estas palabras, llenas de otras presencias, no hayan parecido etéreas, mi pasión por nuestro quehacer me hace apropiármelas.
“Nuestras fortalezas son claras: Calidad académica, planes de estudios transdisciplinares, personal capacitado, excelentes profesores, formación crítica con base en las diferentes teorías, alta productividad académica y profesional, y calidez, entre otras cosas que nos caracterizan.
“Nuestras áreas de oportunidad también son claras: mayor número de profesores investigadores de tiempo completo, mejores instalaciones, más equipo, más personal de confianza, y más capacidad instalada para incrementar matrícula.
“Estamos trabajando para mejorar día con día, construyendo una Facultad de Diseño acorde a las necesidades de nuestra sociedad, nuestro entorno local y global, que crezca en calidad, en tamaño y en valores. Pensamos que el diseño es un océano de posibilidades en donde lo que hay que hacer es formar seres humanos empáticos, honestos y solidarios. Es entonces donde se ve la gran responsabilidad con la sociedad que tiene nuestra Facultad de Diseño.
“El video reflejó, en resumen, un año de trabajo; como siempre hay cosas que han quedado fuera por razones de tiempo, pero que están consignadas en el informe escrito que en un momento le entregaré a nuestro rector, tal y como mandata la legislación universitaria.
“Ahora es tiempo de dar gracias… Gracias a mi equipo de trabajo, Fer, Mich, Mir, Bianca, Blanca, Jakie, Paco, Kika, Val, Toño, Alma, Jazz, Eli, Luis, Noe, Wendy, Lupita. Gracias a mis colegas y amigos fraternos Laura, Ara, Juan y Héctor. Gracias a cada uno de los profesores y estudiantes de la Facultad con los que día a día construimos nuestro espacio”.
A su vez, el Rector de la UAEM, al hacer uso de la palabra, después de recibir el informe correspondiente, informó que pronto se iniciará la construcción del edificio que albergará la Facultad de Diseño porque, señaló, al ver el excelente trabajo en la misma con posgrados de calidad reconocidos,  lo menos que se merece es un edificio en el campus universitario; y felicitó a la Dra. Noyola Piña y a su equipo de trabajo por la excelente labor que desarrollan.
Además del rector, estuvieron presentes el líder del Sindicato de Académicos, Mario Cortes, el líder de la FEUM Israel Reyes, la Secretaria General de la Universidad, directores de Facultades y de Centros de Investigación, así como los maestros de tiempo completo de la facultad. Felicidades a mi amiga Lorena Noyola por su extraordinario trabajo en beneficio de la educación pública en el estado. ¿No cree usted?