compartir en:

Tanto hablan de honestidad, de leyes y de diálogo, que desde luego ya nadie les cree. ¿Quién sabe qué pasa en el Congreso del Estado que los antidemocráticos diputados ya acabaron con el dinero, o sea el presupuesto anual, y los empleados -que dicho sea de paso son demasiados para lo que hacen- sólo recibieron la mitad de su salario, porque ya no hay con qué pagarles.

¿O sea que los que piden honestidad se acabaron el dinero y no supieron cómo? ¡Qué tal! Quién sabe cómo estaría el negocio dentro del peor cuerpo colegiado que ha tenido Morelos; y aquí, escuchando las maravillosas notas del Nabuco que nos habla de la libertad de un pueblo sojuzgado que grita por su libertad, así los morelenses gritamos por nuestra libertad, por el final de la impunidad, de las injusticias y la llegada de la paz; queremos vivir en paz, sólo eso pedimos en nuestra vida diaria.

Que aunque los policías no sirvan y canten mucho o poco es lo de menos, lo importante es que acaben con la delincuencia que nos lacera cada día, queremos poder caminar, pasear por las calles que limpia la maravillosa lluvia de las noches, y dejar de vivir en esta incertidumbre en la que, al salir de nuestra casa, no sabemos si volveremos o si cuando regresemos hallemos que ha sido violada por los amantes de lo ajeno; porque la vida diaria nos enseña que hay una complicidad entre policía y delincuencia; porque no es aceptable lo que sucede cada día. Todos hemos sido víctimas de esta inseguridad que no nos deja ser felices.

Mientras, el Congreso vota sin ton ni son el dinero que pagamos con nuestros  impuestos, ocupándolo para cosas tan insulsas como edecanes colombianas que más bien son “scorts” de los señores diputados, a nuestra cuenta; porque al final los que pagamos somos los ciudadanos.

De eso estamos cansados, de un gobierno con puras mentiras o medias verdades que derrocha en sus caprichos u ocurrencias lo que nos cuesta el sudor de la frente; porque los impuestos son dinero de todos nosotros, que entregamos al gobierno para que nos dé servicios, y uno de los principales es la seguridad sobre la que no vemos claro, digan lo que digan. Ayer me decía el padre de una niña violada que “las cifras del gobierno que se las metan por donde puedan, ¿quién me repara el daño?, no sólo físico, sino el emocional de mi hija; por ello los maldigo todos los días”.

“Fíjese: nos robaron y lo raro es que el carro y la moto que estaban ahí -con todo y llaves- no los tocaron”. Qué raro, ¿no? Así las cosas, los diputados desaparecen el dinero y no sólo eso, sino que nos han quitado nuestros derechos que estaban consagrados en la Ley de Participación Ciudadana, la que hicieron desaparecer para quitar la posibilidad de revocación del mandato. ¿Cómo tendrán la conciencia ellos y quienes les ordenan que no permitan que los ciudadanos opinemos?, porque a pesar de que dicen muchas cosas, la verdad es que están conscientes de que ya no cuentan con el respaldo popular; si no, explíquemelo de otra manera. 

La política se ha vuelto un cálculo pragmático de intereses personales, los liderazgos  han desaparecido y así no saldremos adelante.

Tenemos un Congreso que no ha demostrado a los electores su vocación de servicio, y con un spot no lo van a lograr; son los hechos en este momento lo único que podría cambiar  la percepción  de los ciudadanos; y ahora, con la pérdida de los recursos económicos, ¿dónde están los diputados que tan airados reclamaban públicamente que se aclarara dónde está el dinero?; el buen juez por su casa empieza. ¿No cree usted?

 

HOY SE PRESENTA un gran concierto al que nos invita Amigos de la Música. Como todo lo que hace este grupo extraordinario de melómanos, es de gran calidad, así que no se lo pierda hoy a las 7 de la noche en el teatro Ocampo. Es el único día en Cuernavaca del Cuarteto Brasileño de Guitarras. 

Ganadores del Grammy Latino en 2011 al “Mejor álbum de música clásica”, el Cuarteto Brasileño de Guitarras se ha situado como uno de los más famosos en el mundo. Reconocido por el Washington Post por su “belleza seductora” y su “virtuoso gusto,” la peculiar combinación del grupo usando guitarras de seis cuerdas y un rango extendido de guitarras de ocho cuerdas, permite la exploración de un inusual y original repertorio. En sus más de diez años de actividad, el Cuarteto Brasileño de Guitarras se ha presentado en América Latina, Europa y Asia, generalmente con una fervorosa respuesta del público, excelentes críticas y teatros llenos. La discografía del Cuarteto incluye seis discos, tres de ellos dedicados a la música brasileña, dos a la música de grandes compositores clásicos como son Bach y Albéniz y su más reciente producción grabada en el 2014 contiene un tributo a los grandes compositores españoles del siglo XIX y XX.

Un concierto con lo mejor del mundo no se lo pierda. Jueves 6 de octubre, 19:00 horas. Ahí nos vemos.

Vivencias ciudadanas
Teodoro Lavín León
lavinleon@gmail.com / Twitter: @teolavin