compartir en:

A la trigésima primera sesión del Grupo Empresarial Morelos asistió como invitado especial el licenciado David Jiménez González, magistrado del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, para disertar sobre la justicia federal fiscal y administrativa.
Al inicio de la sesión, de acuerdo con el estatuto vigente, el presidente del GEM, Rafael Arámburu, dio la bienvenida al licenciado Jiménez y presentó su amplio currículum. El licenciado Jiménez es doctor en Derecho, Catedrático de la UNAM y ha sido desde presidente municipal de Cuernavaca, secretario general de Gobierno, procurador de Justicia y magistrado del Tribunal de Arbitraje de Morelos, presidente de la Junta de Conciliación y Arbitraje, presidente del Tribunal Superior de Justicia del estado, en el Distrito Federal y senador por parte de Morelos. Como podemos ver es un precandidato natural al Gobierno del Estado. Él nos dice: “Hemos visto los problemas del estado y siempre hemos tenido el ánimo de participar en resolver los problemas del mismo, y agradezco al presidente del grupo la invitación; todos saben y les consta que nos conocemos de toda una vida en este selecto grupo”.
Recordó al maestro Gándara, a Uriel Carmona, los padres de Lya -una de las  familias más distinguidas del estado, habló de mi padre como rector de la UAEM y de cada uno de los invitados: “Es para convivir con ustedes y hablar de temas tan importantes y de hacerles el planteamiento de incorporar una academia de Derecho Fiscal, ya que se están tomando medidas muy importantes para tener mayores recursos para servir mejor a las comunidades del país, con un manejo honesto de los recursos públicos nacionales y de las tareas; sería interesante que ustedes participen en este tipo de agrupaciones, para hacer muchísimas propuestas que redundarán en beneficio de los habitantes del estado, y que establezcan la generación de empleos y nos permita generar una serie de posibilidades de tener un ingreso destinado a resolver satisfactores, y así camine la economía local. De tal manera, coméntenlo con ustedes y entre ustedes, pudieran dirigir una academia así en el estado, lo que ha tenido mucho éxito en otras entidades de la República, para poder hacer un análisis de las contribuciones que tenemos que dar los que vivimos en una ciudad de manera justa y equitativa, y de tal manera participemos. Que se presenten trabajos, que hagamos propuestas y se presenten a los diputados y senadores, y aterricen. Hay participación ciudadana en los municipios y los municipios son la piedra angular de nuestro sistema político. Es ahí donde hay una gran comunicación entre autoridades y ciudadanos, y cuando fui presidente municipal tuvimos una gran comunicación y convivencia; escuchábamos a los vecinos y esto se daba en todos los rincones de Cuernavaca”, refirió.
Contó anécdotas de su paso por la Presidencia Municipal y habló de cómo el acercamiento con los ciudadanos es indispensable para saber qué pasa en cada comunidad y cómo los recursos deben ser orientados para resolver los problemas de cada una de ellas. “Por eso vamos a tener que platicar de esa academia.
“Los griegos nos señalaron que una de sus más grandes virtudes es la amistad, ya que no es saber en qué negocio participamos, es saber en dónde participamos y dónde colaboramos, en dónde nos identifica la gente al tener un propósito superior.
“Hemos trabajado mucho y hemos visto los cuadros complicados, desde los cargos que he tenido de la situación. La academia no es privilegio de los abogados, aquí hay que participar todos para que las necesidades de la población se vean reflejadas, así como las experiencias de todos; eso nos puede servir para ver lo que no conocemos en las universidades, para hacer reformas, para adecuar a la realidad el Derecho, que debe ser la expresión de la realidad para que los gobernados y las autoridades se encausen, sabiendo hasta dónde llegan las facultades del gobierno y las obligaciones.
“En Cuernavaca se desarrolló una gran participación ciudadana en 1960 y la Asociación Nacional de Abogados organizó múltiples academias -dijo-; ahora somos Tribunal de Justicia Administrativa y seguimos administrando lo fiscal, porque está perfectamente integrado en la Justicia Administrativa, pues no sólo juzga a los servidores públicos, sino también a los particulares, por muy poderosos que éstos sean; esto quiere decir que en el ámbito de justicia van a conocer todos esa serie de infracciones y éste y todos los temas que se puedan imaginar. Hay tres académicos de tres súper numerarios, y los de una Delegación Académica Fiscal de Morelos. Hemos participado en los diferentes estados en los que se llevó a efecto un gran congreso, y a donde asistieron funcionarios altísimos.
“Queremos que Morelos no se nos quede atrás y podemos abrir con éstos muchísimos campos de acción; hemos participado a nivel internacional con la Academia de Derecho Fiscal; y hay un gran reconocimiento alrededor del mundo debido al avance que se ha tenido, gracias a este tipo de academia”. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected] / Twitter: @teolavin