En entrevista con los medios, un regidor por Cuernavaca señala que el problema de corrupción en Cuernavaca es muy grave, de acuerdo con la percepción popular que se manifiesta en la lejanía entre la población y los gobiernos federal, estatal y municipal.
El regidor Jorge Dada Guerrero, titular de la Comisión de Transparencia, Protección de Datos Personales, Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción del Cabildo capitalino, expuso que hasta el momento no han sido suficientes las medidas que la comuna ha tomado para combatirla.
Pero lo que es más grave, por venir de quien viene, es que reconoció que hay evidencia de actuaciones irregulares de personal del Ayuntamiento de Cuernavaca, como ya ha quedado de manifiesto con el amparo directo concedido por el Juzgado Octavo de Distrito a una transnacional contra una inspección y multa de 400 mil pesos impuesta por la comuna. Expuso que es lamentable que no se haya podido frenar el problema y que la ciudadanía se sienta agraviada ante ello.
Todos sabemos que la corrupción es el cáncer que en este momento la sociedad está tratando de detener, y es muy grave que cuando se anuncian programas contra ella un miembro del ayuntamiento sea el que señale que existe corrupción entre los trabajadores de la comuna.
No obstante, en el plano nacional se han hecho estudios para calcular el costo de la corrupción en las diversas esferas de gobierno. Aunque es difícil hacer cálculos que permitan conocer el impacto de las conductas ilegales cometidas por servidores públicos en Cuernavaca, confesó, la percepción de separación entre las autoridades de los diversos niveles y la población es un síntoma claro de que el problema es grave.
Fue muy claro al señalar que uno de los debates importantes en el Ayuntamiento que preside Cuauhtémoc Blanco Bravo es en torno a si debe sancionarse a los empresarios o procurar su regularización. ¿Y por qué la toman con los empresarios que, normalmente y muchas veces mal pero pagan impuestos, existiendo tantos comerciantes informales que ellos mismos, apoyan y les otorgan los permisos y que realizan una competencia desleal a los establecidos sin pagar impuestos como se debe?
El que se supone que es un representante popular se pronunció por medidas que favorezcan potenciar la actividad económica del municipio, a través de la regularización amigable de los establecimientos. Esto potenciará el empleo y con ello podría abatirse la inseguridad, argumentó, en contraste con quienes promueven un régimen fiscalizador que sancione y frene el desarrollo económico de la ciudad.
Y, la verdad, todo eso suena muy bien, pero en lo que no estamos de acuerdo es en que sólo se les cargue la mano a los que cumplen con la ley y no a los que la vulneran.
El desorden es tan grave en el gobierno municipal que jubilados del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca se manifestaron en las instalaciones del Ayuntamiento de Cuernavaca y exigieron al alcalde Cuauhtémoc Blanco Bravo el pago de los adeudos con el Instituto de Crédito para los Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado de Morelos, para poder acceder a sus prestaciones.
Baldomero Díaz Sotelo, representante de los trabajadores, explicó que desde hace tres años no les es posible acceder a créditos del ICTSGEM, a causa de los adeudos de la comuna capitalina, los cuales ascienden a los 130 millones de pesos, siendo una obligación del ayuntamiento mantener vigentes esas prestaciones que ya tienen los trabajadores jubilados y no se les pueden quitar porque el artículo 14 de la Constitución señala que no se puede aplicar la ley de manera retroactiva a persona alguna. ¿Cómo es posible que esté enterado de esto el director de SAPAC y no demande a los que se han robado ese dinero que es de los trabajadores?
Los trabajadores exigieron audiencia con el Presidente Municipal, ya que sus demandas tienen meses y son cerca de 200 jubilados y pensionados quienes no pueden acceder a sus prestaciones.
Cabe mencionar que la directora del ICTSGEM, Paula Trade Hidalgo, ha evidenciado que el Ayuntamiento de Cuernavaca adeuda 110 millones de pesos y a la fecha no han tenido acuerdos de solución.
Creo que es importante que el Presidente Municipal tome el toro por los cuernos y, en lugar de quejarse y acusar que no lo dejan trabajar –lo que además tiene mucho de cierto- le responda a los trabajadores, porque lo único que piden es algo a lo que tienen derecho; y no sólo hay que decir ser figura ciudadana, sino hay que demostrarlo luchando por los que tienen derechos adquiridos.
Los dos problemas son graves, pero el de la corrupción es algo fundamental; decirse ciudadano es muy fácil y luchar por los ciudadanos muy complicado, y si en verdad quieren hacer algo a favor de la ciudadanía, hay que ponerle carácter y voluntad política. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León

[email protected] / Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...