Dice la sabiduría popular que el que paga manda, y en cuanto a los organismos electorales, es un gran error que la institución dependa del Poder Ejecutivo en lo que se refiere a los recursos con que opera.
Los organismos electorales, que oficialmente deben de ser autónomos, deberían de decidir por ellos mismos cuál es su presupuesto y debería el Poder Legislativo otorgárselos sin que interviniera el Ejecutivo.
La autonomía debe de ser financiera en primer lugar, si esta condición no se da, la autonomía vale para pura…
Ayer se anunció que los organismos locales electorales de Morelos, dígase Impepac y TEE, recibirán en los próximos días casi 29 millones de pesos de ampliación presupuestal, con lo que según ellos podrán solventar su difícil situación financiera; cosa no fácil, ya que habían solicitado 34 millones y sólo les autorizaron 27 para los dos últimos meses del año, en los cuales será necesario conformar los organismos electorales: 32 Consejos Municipales y 12 Consejos Distritales.
La noticia dice que el gobierno estatal asignará 27 millones de pesos al Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana, de acuerdo con lo que  informó la presidente del órgano electoral local, Ana Isabel León Trueba.
Y mire usted, el estado de sumisión en el que deben terminar los dirigentes de los órganos electorales: “León Trueba precisó que, consciente de las necesidades del instituto, el Gobernador del Estado acordó la entrega de dichos recursos a través de la Secretaría de Hacienda”.
No habría necesidad de esas lambisconerías que le quitan credibilidad al órgano electoral, pero resultan necesarias, lamentablemente, para que se le den recursos a la institución que los necesita.
El retraso en los recursos lo único que ha hecho es que la formación de los órganos municipales y distritales se haga de manera acelerada, sin el tiempo adecuado para que las impugnaciones de los partidos políticos procedan. Decía mi suegro: “Piensa mal y acertarás”, y quizá esta sea la razón de que se hayan retrasado tanto tiempo, para que los partidos de oposición no puedan impugnar a los funcionarios electorales que, puestos a modo, pueden cambiar el resultado de las elecciones.
Además de que ahora trabajan de manera acelerada para instalar los consejos municipales antes del 30 de noviembre, porque se indicó que era fundamental antes de que termine el año.
Como ya lo señalamos, cabe recordar que los recursos que serán entregados son poco más del 50 por ciento de los solicitados, ya que requerían 42 millones de pesos, lo que limita el trabajo del órgano electoral, el cual debería de tener los recursos a tiempo para que le permitieran de manera clara y trasparente designar a los que serán los responsables de los organismos electorales.
Acordémonos de que ellos, los nuevos funcionarios electorales, son los que verdaderamente cargan con la elección, ya que es a través de ellos como la institución lleva el control de todos y cada uno de los pasos que forman el proceso electoral.
En lo que respecta a elecciones en la ley, los plazos son fatales y no pueden cambiarse con un acuerdo del Consejo General, sino que deben de respetarse los que marca la legislación y los procedimientos son siempre concluyentes; de ahí la importancia de que los recursos se den en tiempo y forma, porque si no, puede existir el sospechosísimo de que la entrega de los recursos tiene que ver con el control del partido en el poder.
Así mismo, el presidente del Tribunal Estatal Electoral, Francisco Hurtado Delgado, informó que después de solicitar el respaldo de la justicia federal, han logrado resultados y está en proceso la entrega de un millón 600 mil pesos para que puedan continuar con el trabajo preparatorio al proceso electoral de 2018, el cual está detenido por la falta de recursos, y que hay temas urgentes.
Señaló de manera contundente que esta cantidad es tan sólo el 10 por ciento de la ampliación presupuestal que han estado solicitando, lo que desde luego limita las funciones del organismo electoral.
Todo ello, informando a los medios de comunicación sobre el asunto de la queja, sigue su curso en la Sala Superior, aunque una parte del incidente ya fue resuelto y existe una observación al Ejecutivo para que se realice el pago antes mencionado.
Y Hurtado Delgado fue claro en decir: “Lo aceptamos, pero no es suficiente, y quedan a salvo nuestros derechos para dar continuidad al juicio, toda vez que no se ha cumplido con la ampliación, porque está requerido para salir en este proceso 2017-2018”.
El presidente del TEE mencionó que el máximo tribunal del país otorgó un plazo de 72 horas al Ejecutivo para que, una vez notificado, realice la entrega y que el recurso sea transferido al tribunal.
Por eso anticipó que el juicio en contra del Ejecutivo estatal no ha terminado y, por lo tanto, continuará a partir de un nuevo acto derivado de un dictamen que emitió el Congreso del Estado de Morelos, “el cual consideramos está mal justificado, mal motivado y mal fundamentado. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected]   Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...