Tantas mentiras se dicen en nombre de esta palabra, que es importante que los morelenses conozcamos su definición: La confianza es la seguridad o esperanza firme que alguien tiene en otro individuo o en algo. También se trata de la presunción de uno mismo y del ánimo o vigor para obrar. Por ejemplo: “Este hombre no me inspira confianza, creo que no voy a aceptar el trato”, “Juan le dio su confianza y ella lo traicionó”, “Tengo la confianza necesaria para derrotar al rival”…
Como todos los oímos hasta el cansancio, dice el Gobierno del Estado que los ciudadanos tenemos mucha confianza; y yo espero que entienda lo que dice, pero lo que nos falta a los morelenses es la confianza en nosotros mismos para que acabemos con los que todos los días nos saquean.
Para mejorar tu confianza o autoestima, primero tienes que entender que tú no eres la única persona que duda de sí misma en algunas ocasiones. No eres el único que se siente confundido acerca de los próximos pasos o está preocupado acerca de cómo manejar un desafío. No, tampoco eres la primera persona en cuestionar su propia capacidad y que desearía ser mejor en algo.
Muy pocas personas nacen con una gran confianza. La verdad, es que la mayoría de la gente que hoy se siente 100% segura consigo sí misma, en algún momento no tuvieron esa actitud ganadora. Los que parecen tener la mentalidad perfecta también sufren de falta de confianza en ocasiones. La única diferencia es que éstos vieron eso como una oportunidad para el crecimiento.
Los cuestionamientos que uno tiene dentro de su cabeza son perfectamente naturales. Piensa en ello. La vida siempre conlleva nuevos desafíos y esos son los que nos traen dudas. Por eso sigo insistiendo ¡Eso es perfectamente normal!
La aceptación de este hecho es la clave para mejorar tu confianza. Si reconoces este malestar como una oportunidad para el crecimiento, en lugar de verlo como un obstáculo, tendrás beneficios en vez de problemas. Aquí están algunas estrategias de fomento de la confianza:
Sal de tu propio camino. Cuando nos enfrentamos a algo nuevo, debemos aceptar que sabremos muy poco. Nadie es omnisciente, así que vivamos con eso. Deja de lamentarte por tu falta de conocimiento y crea un plan de acción. Evalúa cuándo y dónde se necesitas ayuda y con qué recursos cuentas. Sal de tu cabeza y haz un mapa mental o una lista de pasos a seguir; a continuación, crea una línea de tiempo y ponte a trabajar.
Hay que diferenciar entre la confianza y la aptitud. ¿No puedes hablar en público? ¿La tecnología te supera? Identifica las áreas que te cuestan trabajo y diferencia entre aquellas en las que sin duda careces de la aptitud y las que sencillamente te son incómodas.
Por ejemplo, puede que no tengas la capacidad de hacer contabilidad porque la creatividad de tu cerebro no está en los números, o simplemente no eres bueno en ello porque no te gusta esa área. Hay una gran diferencia.
Lo que no sabes no te hará daño, ¿verdad? Estás equivocado. Si estás evitando algo por miedo, encuentra los medios de apoyo y responsabilidad que te ayudarán a conquistar estos temores. Cuando dejes de escapar de las cosas que consideras desagradables, tu confianza crecerá y muchas soluciones saldrán a la superficie.
Comprende tu valor. En la vida te enfrentarás a desafíos y oportunidades que simplemente no reflejan tus puntos fuertes y nunca lo harán. Todos tenemos estilos de personalidad básicos y áreas de fortalezas y debilidades. Esta es una buena cosa ¿O quieres un mundo donde todos sean lo mismo que tú? Comprende y acepta las aptitudes que tienes.
Como podemos ver, la autoconfianza es fundamental en la vida. Lo que no veo es la confianza de los ciudadanos en el gobierno; al menos a mí nadie de los miles que conozco me ha hablado no digamos bien ni regular de él, y esa es la verdad. ¿No cree usted?
ESPECIALIDAD en diseño de publicaciones.
La Facultad de Diseño de la UAEM convoca a los interesados a ingresar al Programa de posgrado de la Especialidad en Diseño de Publicaciones a participar en el proceso de admisión a su Primera generación, para el semestre agosto-diciembre 2016.
El objetivo es formar especialistas en diseño de publicaciones con base en conocimientos teórico-prácticos que generen soluciones formales, de manera coherente y propositiva, para la elaboración de publicaciones que reflejen calidad y articulen de manera asertiva el concepto visual con el contenido temático; con duración de dos semestres escolarizados, con 56 créditos totales, con un costo de 
$ 4,000.00 M.N. (Cuatro mil pesos) semestral (monto sujeto a ajuste sin previo aviso).
El plan de estudios está basado en sistema de tutorías y en el aprendizaje centrado en el estudiante para obtener el grado al terminar el periodo escolarizado.
La estructura curricular del plan de estudios de la especialidad en Diseño de Publicaciones se compone de tres ejes formativos. A través de esos ejes se plantean competencias determinadas por el tipo de conocimiento especializado que van a adquirir los estudiantes. Novedoso e interesante. ¿No cree usted?

Vivencias ciudadanas
Teodoro Lavín León
[email protected] / Twitter: @teolavin