Muy interesante el estudio del INEGI sobre las conductas delictivas en el país, y sobre todo las que nos afectan directamente en el estado de Morelos.    
Consumo de alcohol en las calles el 75.4%, disparos  frecuentes 57.9 %, consumo de drogas en la entidad el 55.6 %, venta de droga 42.3% y robos y asaltos frecuentes 54.6%.
¿Con este panorama, cómo no vamos a estar mal?, por ello y por la falta de una policía con un verdadero trabajo de inteligencia. Sería necesario un trabajo conjunto de las autoridades municipales y estatales que en realidad no existe por las diferencias políticas y de futuro.   
Aquí, en nuestro estado de Morelos, es en donde se encuentra a más personas alcoholizadas en la vía pública que con la mayor parte del resto del país, junto con Tabasco y Tlaxcala, según nos señala la encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Igualmente, aquí se padecen constantemente balaceras, consumo y venta de drogas y robos y asaltos.
 Es impresionante el resultado de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción Seguridad Pública (Envipe) 2022, ya que tiene conclusiones o resultados en el rubro de Visualización de Conductas Delictivas o Antisociales, según los cuales Morelos ocupa el tercer lugar en el consumo excesivo de alcohol, que es padecido por sus habitantes en sus espacios públicos, y es el principal fenómeno social dañino que aquí se detecta, lo que es verdad. Los ayuntamientos están en competencia y dejan que los pueblos de “usos y costumbres” lo hagan con frecuencia y, a pesar de que los ayudantes municipales son sólo autoridades auxiliares, como señala la ley, con tal de no pelearse y teniendo la esperanza de que en un futuro voten por ellos, fingen demencia y los ayuntamientos dejan que las ayudantías hagan lo que quieran, y éstas se han convertido en seno de ladrones y de la delincuencia organizada.
La encuesta fue hecha entre los meses anteriores, al inicio del verano, en personas de más de 18 años de edad, sobre los problemas que visualizan alrededor de su casa, los que contestaron directamente en una muestra tomada entre marzo y abril pasados, y resultó que en las calles morelenses el sector referido acusó ver personas bajo los efectos etílicos, en plena vía pública, en un 75.4 por ciento.
Los mexicanos de ninguna otra entidad alcanzan a detectar ese problema en una cantidad similar o superior, salvo en los casos de Tabasco y Tlaxcala, que ocupan el lugar número uno y dos con borrachos en sus calles, con porcentaje de percepción de la gente en 79.5 y 79.0, respectivamente.
Para vergüenza nuestra, a nuestro estado de Morelos le siguen Sonora, Ciudad de México y Puebla en los lugares 4, 5 y 6 con más personas embriagadas en áreas públicas, donde su población ve este problema en 72, 71.9 y 71.6 puntos porcentuales, en ese orden.
La entidad donde menos se acentúa esta conducta antisocial, según la Envipe, es Tamaulipas. Ahí, 46.5 de cada 100 personas dice llegar a ver a alguien a quien se le pasaron las copas en sus calles. 
No podemos tapar el sol con un dedo, y el problema de las balaceras, que son un hecho cada vez más constante en nuestra entidad, lo detectan los morelenses como el delito o conducta antisocial mayor, sólo después de los alcoholizados en las calles y, si le aunamos la guerra entre el crimen organizado, se da el resultado que tenemos.
En la misma investigación oficial del instituto estadístico, 57.9% de personas que habitan en la entidad dijo en el periodo mencionado que se ha visto atemorizado por escuchar tiroteos muy cerca de su domicilio.
El consumo y la venta de drogas también son problemas notorios para quien habita el territorio tlahuica. En el caso del primero, 55.6 por ciento de quienes radican aquí señala ver con frecuencia, en las inmediaciones de sus casas, a personas intoxicadas con algún estupefaciente. En cuanto a notar que en calles y avenidas se llegan a vender drogas, 42.3 de cada centena de morelenses asegura haberse dado cuenta de la práctica de ese delito.
Después de esos problemas, lo que más padecen las personas en los alrededores de su lugar de residencia en este estado es robos y asaltos. En ese caso, es un 54.6 el porcentaje de personas radicadas en Morelos que sufre por tales delitos de hurto.
Y así podríamos seguir en una espiral que nos va llevando poco a poco y cada día a más inseguridad.
¿Habrá alguien que haga algo para detener estos fenómenos?, no veo voluntad política para hacerlo. ¿No cree usted?

Por: Teodoro lavín león/lavinleon@gmail.com / Twitter: @teolavin

Las opiniones vertidas en este espacio son exclusiva responsabilidad del autor y no representan, necesariamente, la política editorial de Grupo Diario de Morelos.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado