Después de buscar durante más de un mes la respuesta del Ayuntamiento de Cuernavaca, los colonos de la Privada Las Quintas se encuentran furiosos y desesperados, ya que, al parecer, a una cuadra de las oficinas centrales del DIF Morelos les van a poner lo que parece será un hotel de paso.
Sí, un hotel de esos donde sólo se rentan las habitaciones por hora y, con muy mala leche, la administración del Ayuntamiento no ha respondido a la petición de los colonos, porque en el DIF están preocupados por otras cosas y no se han dado cuenta de la construcción que avanza a pasos agigantados.
Por lo pronto, los colonos acaban de publicar una carta abierta para ver si así les contestan las autoridades municipales, que entendemos que son tan ignorantes que no conocen la Constitución, ya que los artículos ocho y catorce nos permiten a los mexicanos tener el derecho de petición y a las autoridades la obligación de contestarnos; cosa que, como pudimos constatar en nuestra plática con la asociación de colonos, no han hecho y fingen demencia y no contestan los oficios de los ciudadanos o de las asociaciones civiles, aunque tienen la obligación constitucional de responder.
Por eso reproducimos aquí la comunicación, que desde luego será pública en algunos días:
“Dirigida a: Cuauhtémoc Blanco Bravo Presidente Municipal de Cuernavaca, Morelos.
“A la prensa escrita, radial y televisiva, columnistas y reporteros, así como a las redes sociales; a los señores legisladores federales y locales de Morelos; y desde luego a la opinión pública.
“Los suscritos, vecinos de Las Quintas, Acapantzingo, Cuernavaca, Morelos, reiteramos a usted nuestra preocupación por la construcción que se está realizando en la Av. Atlacomulco No. 83, esquina con Gutierre Tibón también conocida como Av. Las Quintas, con clave catastral No. 110007006 058; inmueble en el que recientemente se talaron ocho añosos laureles aparentemente sin autorización. Cabe señalar que dicha construcción carece de letrero con los datos de uso de suelo, densidad, fecha y número de la licencia y los encargados de la obra se han negado a informarnos sobre ésta y la naturaleza del giro que se pretende operar en el predio de referencia.
“No omitimos mencionar que el pasado 10 de noviembre, nuestra Asociación presentó a su consideración, con base en las garantías de audiencia, de petición y de respuesta que nos otorgan los artículos octavo y catorce de la Constitución General de la República, un escrito solicitando la información referida, del cual a la fecha no hemos recibido contestación por escrito y en los términos previstos por la Ley, lo que consideramos violatorio a nuestros derechos.
“Finalmente, manifestamos nuestra preocupación en particular por la posible apertura de un giro rojo vecino a nuestros domicilios, al tiempo que le solicitamos nuevamente la respuesta a la que, conforme a derecho, está obligado el Municipio que usted dignamente preside. Protestamos lo necesario. Comité de Vigilancia de Las Quintas A. C.” (Firmas de vecinos.)”
Como podemos ver, se trata de una petición legítima de los vecinos de Las Quintas y la construcción está en la misma calle donde se encuentran asentadas las oficinas del DIF Morelos, y en verdad sería único en el país que en la misma calle en que se llevan los programas sociales que coordina la esposa del ejecutivo estatal se construya un hotel de paso, que puede considerarse como un giro rojo y, desde luego, la ley municipal prohíbe los giros rojos cerca de escuelas y oficinas donde se realiza una labor social.
De estas cosas debe estar pendiente el alcalde, que tantas ganas tiene de gobernar Morelos. Por cierto que es oportuno señalar que la publicidad propiedad del Ayuntamiento, violando la ley electoral, está en varios cruces de Cuernavaca, cosa que es doblemente prohibida.
No sabemos quién aconseja al aslcalde; pero, por si no lo sabe, las precampañas -que al parecer es de lo que se tratan los anuncios- deben empezar hasta el día 15 y puede ser multado si es que el Impepac sirve para algo, porque cada día podemos ver que pone más atención en el proceso y si sigue así esto se convertirá en el caos.
La verdad es que no dan una con las declaraciones sobre los tiempos de renuncia y se equivocó y tuvo que ser corregido por el Tribunal Estatal Electoral. Al alcalde en Twitter ya le preguntan que si pone borrosa su imagen es porque le da vergüenza cómo ha gobernado Cuernavaca.
En fin, la petición de los colonos es legal y hay que resolverla, es obligación del ejecutivo municipal; ya tenemos bastante con lo demás para que ahora este asunto se vuelva igual.  Si el presidente municipal no escucha a sus gobernados, que se dedique a otra cosa. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...