compartir en:

La vialidad en Cuernavaca con el regreso a clases es realmente mortal para circular en la ciudad. La verdad es que cada día a Cuernavaca, sobre todo a sus habitantes les quedan chicas las calles de la ciudad. En el centro la situación es casi imposible; la toma del Palacio Legislativo por los trasportistas y los sindicatos de los poderes, y si a ello le aunamos las estupideces de la autoridad como el cerrar completa la calle de Guerrero que tapa la salida lógica de los que vivimos en el centro y la circulación de los camiones foráneos, las rutas y camiones por la avenida Morelos y la de camiones de carga durante todo el día sin ningún control y horario, no nos permite a los automovilistas poder circular más que a mentadas de un lado y otro y pelarnos como en la Ciudad de México para poder llegar al lugar de trabajo.
La Policía de vialidad solo sirve para dirigir las esquinas, donde su gran capacidad hace la circulación más difícil y quitar placas que es un negocio del ayuntamiento, por lo que las “tamarindas” están dando vueltas solo con ese propósito, sin tomar en cuenta que lo que deberían de hacer es ver la manera de que el tránsito fluya más cómodamente; pero no, solo quitan placas y nada de lo demás les importa. El caos en que vivimos en Cuernavaca en lo que al tránsito se refiere es cada día peor y además ayudado por la gran cantidad de hoyos que cada día están más grandes en las calles que pavimentaron  recientemente por encimita y ya el agua se los llevó y los que no han ni tapado hacen un coctel que no permite la circulación adecuada en la ciudad.
Habrá alguien que entienda que los cargos públicos son para servir y no para servirse de ellos y solo hacer negocios; parece que no, pero lo cierto es que la vialidad está en los suelos, la vivimos diariamente y si nos ayudan con las obras del libramiento, pues, es como para gritar  porque eso de que manejar que es un placer, se ha convertido en un sacrificio. ¿No cree usted?
El inicio a clases se despacha de manera supuestamente tersa en Morelos, a pesar de que existen simpatizadores de la Coordinadora de la educación. La noticia oficial dice que las clases han iniciado sin ningún problema. Veamos:

Más de 500 mil estudiantes morelenses de todos los niveles educativos regresaron a las aulas e inician, oficialmente, el ciclo escolar 2016-2017.

La Secretaría de Educación estatal informó que en el nivel básico son casi 400 mil los menores inscritos; en el medio superior, 84 mil, y en el superior, más de 56 mil.
Todos ellos recibirán en este periodo clases en 3 mil 245 escuelas de educación básica, 363 planteles del nivel medio superior y 120 instituciones de educación superior, tanto del sector público como privado. Se incorporan más de 32 mil profesores y directivos de todos los niveles.
Se prevé que alrededor de 112 mil jóvenes de tercero de secundaria, nivel medio superior y superior reciban el estímulo económico del programa Beca Salario, que tiene impacto social al contribuir a que más de 11 mil jóvenes -de entre 15 y 19 años-- dejen sitios de trabajo y regresen a la escuela. Otro de los programas relevantes es el de Escuelas de Tiempo Completo, vigente en 595 planteles, los cuales brindarán servicio a casi 91 mil alumnos.
Prometieron se entregarán 3.3 millones de libros de texto gratuitos a los alumnos de educación especial, preescolar, primaria y secundaria.
En este ciclo lectivo, por primera vez estarán vigentes dos calendarios: uno con una duración de 200 días y el otro sólo de 185, ambos con el mismo número de horas efectivas de clase.
Los docentes y padres de familia de cada escuela han seleccionado de forma unánime trabajar con el calendario de 200 días. Es decir, el 99 por ciento de las escuelas públicas trabajará con él; en tanto, las escuelas particulares aplicarán el segundo.
El calendario de 200 días cierra el ciclo el 19 de julio de 2017, mientras que para el de 185 días el periodo concluirá el 28 de junio de 2017.
Los problemas recurrentes en la educación todos los conocemos, el de los jubilados, las cuotas escolares que nadie tienen control sobre ellas y muchas otras situaciones que cada día podemos ver, como la falta de espacios para la educación superior y, desde luego, el problema universitario donde la política ha tratado de manipular a la máxima casa de estudios.
Además de esto necesitamos ver las acciones que la Coordinadora realice en Morelos y esperamos que éstas no les quiten clases a los menores que son el futuro de todos nosotros; lo único que les pediríamos a las autoridades es que estén pendientes del funcionamiento de las escuelas y que no digan mentiras, porque el ejemplo cunde dentro de los jóvenes más rápido que nada. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected] / Twitter: @teolavin