La noticia corrió como pólvora y en las redes sociales de inmediato se reprodujo la nota de un diario de la capital del país donde se ‘balconea’ a “aviadores” en el Gobierno del Estado de Morelos.
La Auditoria Superior de la Federación reporta que el daño causado al erario asciende a 62 millones 478 mil pesos sólo en 2016. La Secretaría de Hacienda del Estado de Morelos realizó pagos a personal cuyos nombramientos no se encuentran considerados en la plantilla.
Lo que definitivamente es grave para los morelenses, ya que es dinero público y nadie tiene derecho a usarlo sin la correspondiente responsabilidad. Pero lo más grave es que nadie del gobierno ha desmentido la nota, y la auditoría superior es de lo poco que funciona bien en el Gobierno Federal, a pesar de que en verdad no le hacen mucho caso aunque miles de veces ha sacado a la luz pública los verdaderos problemas  en las entidades federativas, pero las cámaras de diputados y senadores fingen que no se dan cuenta, pues todos tienen compromisos con los gobiernos de los estados.
La nota señala: “La  Secretaría de Hacienda Morelos realizó ‘pagos en exceso’ por un monto de 11 millones 780 mil pesos”, por lo que la Auditoría Superior de la Federación señaló el pago a empleados aviadores en el gobierno perredista, en Morelos”.
Y puntualiza claramente que el daño causado al erario asciende a 62 millones 478 mil pesos sólo en 2016, por el mal uso que se da tanto a las participaciones como a las aportaciones federales.
Pero redunda al señalar un segundo paquete de resultados de las auditorías a la Cuenta Pública 2016, que la Auditoria Federal entregó a la Cámara de Diputados, en el rubro de las Participaciones Federales a las entidades –que por primer año se auditan– al destacar la revisión que hizo en el Gobierno de Morelos del rubro de “Servicios Personales” en las dependencias locales, donde señala que “La Secretaría de Hacienda del Estado de Morelos realizó ‘pagos en exceso’ por un monto de 11 millones 780 mil pesos, respecto de la plantilla de personal autorizada y publicada en el Diario Oficial del Estado de Morelos, correspondientes a nóminas pagadas con recursos de las participaciones”.
La noticia no es novedad, ya que es algo que todo mundo comenta, pero la dependencia federal añade que, entre el Pliego de Observaciones se expone que “se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública por un monto de 11,780,028.08 pesos más los intereses generados desde su disposición hasta su reintegro, por realizar pagos en exceso respecto de la plantilla de personal”.
En otro expediente indica que “La Secretaría de Hacienda del Estado también realizó pagos por un monto de 50 millones 698 mil pesos, por concepto de ‘percepciones que no se encuentran autorizadas’ dentro de los tabuladores autorizados correspondientes a nóminas pagadas”.
Esto es importante porque no es definitivo, ya que “se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de 50,698,134.49 pesos, más los intereses generados desde su disposición hasta su reintegro en la cuenta de Participaciones Federales a Entidades Federativas, por realizar pagos por concepto de percepciones que no se encuentran autorizadas dentro de los tabuladores”.
Expone que “la Secretaría de Hacienda del Estado de Morelos realizó pagos a personal cuyos nombramientos no se encuentran considerados en la plantilla”. Al mismo tiempo reporta que “la Secretaría de la Contraloría del Estado de Morelos inició el procedimiento para determinar posibles responsabilidades administrativas de los servidores públicos y, para tales efectos, integró el expediente núm. EXP-335/PAFEF/AUD/1138-DE-GF/2016”.
El informe también indica que “con la revisión de las nóminas pagadas con recursos de las participaciones se observó que la Secretaría de Hacienda no presentó evidencia documental del pago de retenciones al IMSS”.
Como podemos ver, no es sencillo lo que está señalando la Auditoría Superior de la Federación que ha cumplido con su trabajo. Ahora veremos si no existe impunidad y no le dan carpetazo al asunto y que los morelenses podamos saber en verdad la respuestas a las observaciones que señalará la administración del Gobierno del Estado.
Esperamos que la impunidad no campee en esta materia, ya que es de interés general la trasparencia  del uso de los recursos. Si tuviéramos un portal de verdadera transparencia podríamos cualquiera de los ciudadanos contestar el pliego de peticiones; la única manera de acabar con la corrupción es terminar de tajo desde su raíz con la impunidad, ya que una es consecuencia de la otra, por lo que esperamos conocer las respuestas porque son para beneficio de todos. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected]