Ni duda cabe que a pesar de los muchos esfuerzos que se han hecho para ayudar a los que vivieron la desgracia de perder todo o parte de sus pertenencias el pasado 19 de Septiembre, el gobierno no ha sido lo suficientemente eficiente que la situación exige, sino por el contrario ha sido lento y ha permitido la opacidad en el manejo de los recursos que para tal fin destinó el gobierno federal a donde la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano hizo un pésimo trabajo, a donde se habla de porcentajes exigidos a los damnificados para entregarles lo que les corresponde.
Pero en el Gobierno del Estado han estado peor, si eso puede ser, ya que además de no entregar el porcentaje de recursos que les corresponde, después de haber solicitado un mil ochocientos millones de pesos disque para la reconstrucción, han utilizado ese dinero banalizándolo primero en la construcción del Congreso del Estado, ocupando quinientos millones que ya se les habían dado para esa construcción en el primer préstamo de más de tres mil millones, después en continuar en el pleito con el alcalde de Cuernavaca y como decidió no llevar a cabo la feria de la flor de Cuernavaca de inmediato el gobierno del estado acusó a los miembros de las diferentes cámaras que siempre están al servicio del gobierno, mientras los sienten en los presídiums quienes junto con el gobierno enloquecieron de felicidad que sin que les cueste un quinto les traerían pan y circo para el pueblo como en la antigua Roma.
Así los ciudadanos estamos cansados y hartos de tanta tontería y nada que sirva verdaderamente para el desarrollo, lo que nos indigna. ¿No cree usted?
El colmo, la farsa del IMPEPAC de que realizará prácticas democráticas, vea usted:
El Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (IMPEPAC) está preparado para echar andar la comisión, en la primera reunión de trabajo convocada por la Comisión de Participación Ciudadana del órgano electoral, que preside la consejera electoral Ixel Mendoza Aragón, e integra también el consejero electoral José Enrique Pérez Rodríguez, con el Instituto de Desarrollo y Fomento Municipal del Estado de Morelos (Idefomm), y el Gobierno del Estado.
Con el encuentro, se buscó dar cumplimiento a diferentes aspectos contemplados dentro de la Ley de Participación Ciudadana, como son el promover las prácticas de democracia directa, sea de manera individual o en forma colectiva, a través del uso de cada uno de los 12 mecanismos de participación ciudadana contempladas en la ley: plebiscito, referéndum, iniciativa popular, consulta ciudadana, colaboración ciudadana, rendición de cuentas, difusión pública, audiencia pública, asamblea ciudadana, entre otras.
Lo que desde luego es pura farsa, porque cuando nos quitaron la Ley de Participación Ciudadana con evocación de mandato como los avestruces metieron la cabeza en un hoyo y no dijeron nada; por eso ha perdido credibilidad la institución electoral.
Ixel Mendoza Aragón y José Enrique Pérez Rodríguez junto al coordinador de asesores de la Secretaría de Gobierno, Alfonso Hernández Gurrola, y el director general del Idefomm, Rodolfo Tapia López, acordaron sostener una reunión de trabajo de manera semanal, a fin de integrar un plan de trabajo conjunto, lo que es una aberración sobre todo en época electoral pues dónde queda la independencia del órgano electoral; creo que los consejeros no han entendido cuál es el trabajo que tienen que hacer, no es volverse empleados gubernamentales, las labores de los órganos electorales deben de ser independientes, esa es la regla fundamental para que la credibilidad del órgano sea la adecuada.
Lo primero que deberían de haber hecho el año pasado fue oponerse al cambio de la ley de participación ciudadana, porque nos quitó a los morelenses derechos que teníamos adquiridos, lo que nos permitirá después hacer un juicio político en contra de los diputados, pero por lo pronto lo que tienen que entender es que no tienen que permitir que el gobierno intervenga con el instituto, sobre todo ahora que estamos en medio de un proceso electoral.
En verdad qué aberración, no han entendido, entonces para que se ha ciudadanizado las instituciones electorales, se ha hecho este trabajo desde 1996 para separar los órganos electorales del gobierno, y lo que están haciendo es exactamente lo contrario.
No es posible que el gobierno del estado intervenga en la elección, que no lo han entendido o de plano que se regresen a su casa, porque si no entienden el principio cómo van a juzgar una elección que supuestamente está ciudadanizada, la dependencia del gobierno hace que se pierda la credibilidad mínima para evitar los conflictos post electorales. Más torpes no pueden ser, ese es el problema que quienes no conocen el Estado ni su gente, nombre consejeros que no tienen idea, ni cómo actuar y eso es lo fundamental en su trabajo, habremos de estar pendientes pues si continúan sería una violación importante a la democracia y habrá que aplicarles la ley. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León / [email protected] / Twitter: @teolavin