Grave, muy grave lo que los médicos están denunciando: que se hace negocio con la salud de los ciudadanos en Morelos, pues ésta es una de las demandas más sentidas de la población y, además, una de las más fuertes acusaciones al ex gobernador de Veracruz, que ya se encuentra detenido. Durante los últimos cuatro años se había rumorado de este tipo de negocios, pero como al principio estuvo al frente una verdadera profesional de la salud, Vesta Richardson, nadie tomó en serio el asunto; pero con su salida, cuando los rumores dicen que el amiguito de el “Junior” es quien hace todas las compras y que éste fue uno de los motivos por los que la profesional salió de la secretaría, realmente lo pone a uno a pensar. Y si a ello le agregamos que a través del tiempo uno aprende de los dichos viejos, como el que dice “piensa mal y acertarás“, se nos abre la puerta a esto que señalan los médicos morelenses, quienes afirman que el suero anti-alacrán y antibióticos falsos, así como vacunas caducas, han sido detectadas y denunciadas por ellos mismos en los Servicios de Salud del Estado de Morelos.
Agustín Benítez Toledo, secretario general de la Sección 6 Morelos del Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores de la Salud, reveló que, como parte del colapso de los hospitales del estado, se han detectado irregularidades en la compra de medicamentos.
“Nos enfrentamos hace unos meses con suero anti-alacrán falso. Nosotros nos dimos cuenta en el producto de que era una sobreimpresión, tuvimos el contacto con laboratorios, y afortunadamente es un solo laboratorio el que lo produce, el que determinó que el lote era falso; nosotros hicimos la denuncia, mostramos las cajas, mostramos fotos, que yo tengo en mi poder, y los números de lote. Verdaderamente vergonzoso, pues ponemos en riesgo la vida del paciente; de por sí la picadura de alacrán puede ser mortal, y si a eso le metemos algo que es agua, pues imaginémonos”, señaló el médico Benítez, quien explicó que el hallazgo ocurrió porque un paciente picado por un alacrán, y atendido en el Hospital General de Cuernavaca, no salía de la crisis a pesar de que le inyectaban el supuesto antídoto.
El mismo grupo de médicos señaló que ellos detectaron de igual manera un lote de antibióticos y que los dos casos fueron denunciados ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, caso que es muy grave; pero más grave es que no se tenga ya a un responsable de tales fechorías.
“Nosotros, como sindicato, nos comunicamos, notificamos a la secretaría, y la misma Cofepris emitió una alerta; o sea que todo está documentado. Hay una alerta, y al igual fue con unos antibióticos y también se emite una alerta por parte de la Cofepris. Pues resulta ineludible sacarlos de los almacenes y eso ya le tocó a las autoridades”, dijeron.
Al parecer este es un caso más de corrupción, en el momento en que, como nunca en la historia de este país, se han investigado los negocios que los gobernadores han hecho en los estados que administran.
Señalaron también haber descubierto un lote de vacunas caducas, que fue ubicado y reportado por médicos de los Servicios de Salud del Estado.
El problema es muy serio, ya que al parecer ése no es todo el negocio que se da con los medicamentos, sino que al mismo tiempo existe la compra de medicinas falsas, lo que no sólo es un robo, sino un crimen en contra de los ciudadanos usuarios de los servicios de salud. Durante la conferencia de prensa se quejaron de que existe un desabasto de medicamentos y falta de personal en todos los hospitales del estado.
“Los Servicios de Salud de Morelos en este momento están colapsados, ya tenemos un año en el colapso total; tenemos una capacidad instalada rebasada y personal insuficiente para atender la demanda, ya lo vimos en las imágenes, los pacientes están tirados en el suelo, literalmente, y la escasez de medicamentos y de materiales de curación es terrible”, dijo Benítez Toledo.
En algunas ocasiones, agregó el médico, no hay guantes quirúrgicos, por lo que los pacientes deben comprarlos para que puedan ser atendidos: “Nos enfrentamos a que no tenemos lo mínimo necesario para mitigar el dolor o para operar al paciente; hemos estado en días que no hay anestesia, en días que no tenemos una aguja, y una aguja parece insignificante, pero si no tenemos la aguja no podemos administrar el medicamento a nuestro paciente, ése es nuestro día a día”.
El doctor Agustín Benítez Toledo, quien se desempeñaba como médico de urgencias del Hospital General de Cuernavaca, acusó que fue despedido arbitrariamente y señala que la medida es producto de sus señalamientos, que han evidenciado la crisis que enfrentan los Servicios de Salud de Morelos.
Grave en verdad la situación en el sector salud, a pesar de que la propaganda oficial dice que somos el número uno en el país. La verdad es que, qué poca de quienes roban y juegan con la salud de los morelenses. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...