Da pena estar en medio de puros hampones, que usan la política para sacar provecho para ellos mismos únicamente; esta es la sensación ciudadana después del trancazo que le dio la televisión nacional al Presidente Municipal de Cuernavaca, que lo deslegitima, ya que, a pesar de que inmediatamente declaró que alteraron su firma, habrá que esperar a que los peritos lo determinen para saber quién dice la verdad.
Después de los shows del gobernador contra el rector, en el que uno dijo mentiras y al otro le faltó contundencia, tenemos ejemplos negros como el de los Yáñez, que se han servido del poder a sus anchas en su pleito con Cuauhtémoc y filtraron el contrato de 7 millones de pesos para que aceptara contender por la alcaldía de Cuernavaca si el tope de campaña fuera de cuatro millones. La verdad es que el órgano electoral tendrá que ver cómo puede intervenir, porque eso de que le hayan visto a los cuernavacenses la cara de idiotas, pagando a una “estrella” a la que no le interesaba en lo más mínimo ser la autoridad de nuestra ciudad, es algo que en verdad da vergüenza y apesta tan mal que Cuauhtémoc haya cobrado como que los Yáñez lo hayan usado para seguir viviendo a costa de los impuestos de todos nosotros, al cobrar el partido PSD las prerrogativas, que habría que ver si se las deben seguir dando; ya que si Cuauhtémoc no hubiera sido el candidato, seguramente hubiera perdido el registro.
¡Qué pena que los morelenses nos veamos en medio de puras ratas, a las que lo único que les importa es el dinero y servirse del poder! Cada día nos enteramos de los nuevos negocios del poder y de la manera en que roban en todas las secretarías. La verdad, qué mala suerte tenemos, y que difícil es que se haga verdadera justicia; y da tristeza y rabia ver lo que pasa y cómo nos exhiben constantemente a nivel nacional, porque cuando no es una cosa es otra.
Algo tenemos que hacer, hay en serio que levantarnos y no permitir que nos sigan humillando de esa manera. ¿Cómo vamos a respetar a una autoridad que hace un negocio de un servicio público y cómo vamos a respetar a un grupo de legisladores que, a cual más, se sirven del poder que tienen para cobrar por cada uno de sus votos. ¡Qué vergüenza! De veras que estamos en la lona, no hay quien tenga las manos limpias, tan malo el pinto como el colorado, ¡en serio, qué pena!
Ahora a la periodista se le olvidaron las protestas contra el gobernador y nada más golpeó a Cuauhtémoc y a los Yáñez, los cuales con su cinismo característico también se golpearon sin darse cuenta; la burla que han hecho a los ciudadanos de la capital no tiene precedente histórico en ninguna parte del mundo y lo grave para los morelenses es que siempre estamos en primer lugar, sí, pero del escándalo, del robo y de lo negativo.
Si se comprueba que es cierto lo de los siete millones, algo tendrán que hacer el Congreso y la autoridad, porque no deben burlarse de la ciudadanía de esa manera. La gente creyó en el candidato, en el deportista, y si éste hizo lo que dicen por cumplir un contrato, es una verdadera burla a todos los que votaron por él a veinte años de la modificación constitucional que crea el artículo 41 fracción F. de las instituciones electorales en los estados y no se había visto una manera de burlarse de los ciudadanos como ésta. Ahora sí podremos comprobar cómo está la relación y si es cierto lo que los rumores señalan: que ya el alcalde se alineó con el ejecutivo estatal para apoyarlo para que sea el candidato del PRD en las próximas elecciones presidenciales del 2018. Desde luego que no ganarían si no es con él; pero con el escándalo quién sabe. ¿Seremos tan tontos de votar por alguien que se burló de nosotros? Esa es una pregunta que está en el aire.
Tienen que tomar en cuenta nuestra tradición, y la tradición nos dice que en Morelos mis paisanos son siempre muy tranquilos mientras no se les cansa; así crecieron las haciendas y, cuando se pasaron de la raya, llegó la Revolución y el jefe Emiliano armó la grande. Así han sido siempre los morelenses, que al parecer son bien dejados, pero cuando se cansan se trasforman. Así se cansaron del PRI y hemos tenido  regímenes malos, malísimos y éste que es pésimo, pero ahora sí creo que están ya cansados el escuchar a la sociedad civil, esa que no tienen que ver en la política y que está molesta, está muy enojada. Los “waths app” de las señoras, el día de ayer, eran verdaderamente de quienes se han cansado de lo que está sucediendo en el día a día; por ejemplo, una de ellas anunciaba el secuestro de la hija de una amiga.
Pero la autoridad estatal está igual, con puras medias mentiras, y dijo que se sometía a la revocación de mandato, pero ya mandó a su primera foca a decir que sería ilegal. Así que todo es puro cuento como desde el principio; y le están rascando en la paciencia al tigre. Cuidado. ¿No cree usted?

 

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected]