La Comisión Nacional de Derechos Humanos llevó a cabo diligencias en el domicilio donde la madrugada del 30 de noviembre de 2017 seis personas murieron, y la defensa de la familia estará a la espera de los resultados.
Juan Manuel Cuéllar, abogado de la familia de las víctimas refirió que en estos días la CNDH estuvo en la calle Francisco I. Madero, de la colonia Rubén Jaramillo, concluyendo el jueves las diligencias en materia de criminalística y otras periciales para saber la trayectoria de los disparos.
“Algunas otras periciales dentro de lo que es el domicilio, le fueron practicadas a efecto de poder conocer nosotros entre otras cosas la trayectoria de los impactos y el número de armas, y en su defecto el número de personas que participaron en este acto”, abundó.