Viridiana Ávila y Raúl Zamora contrajeron nupcias en un lindo jardín de Cuernavaca, en donde ante Dios y la Virgen, se juraron amor eterno, en una emotiva ceremonia religiosa, en la que estuvieron acompañados por sus padres, hermanos, sobrinos, familiares y amigos. Posteriormente, se realizó una divertida fiesta en el mismo lugar, el cual estuvo decorado con mantelería y rosas rojas, el color favorito de Viridiana.
Los ahora esposos y sus invitados disfrutaron una rica cena, que consistió en  crema de dos cebollas, consomé de res con setas como entrada, medallones de pollo rellenos de uvas salteadas en salsa de queso brie y medallones de pollo rellenos de espinacas en salsa de ciruela al chipotle, como  plato fuerte, y martinera de mousse de Baileys y mini empanadas de plátano macho rellenas de queso, como postre.
Raúl le pidió matrimonio a Viridiana después de siete años de noviazgo en Miami y como luna de miel viajarán a Costa Rica.

Por: Mariana García
[email protected]