La juez de Control Nelly Ivonne Cortés Silva impuso prisión preventiva oficiosa a una mujer por el delito de trata de personas, a quien el agente del Ministerio Público acusó de obligar a por lo menos 10 menores a trabajar vendiendo dulces en carretillas en diversas colonias.

El Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX) informó que en audiencia inicial, la impartidora de justicia dio oportunidad al agente del Ministerio Público de imputar el delito.

Señaló que policías de investigación se presentaron en un domicilio de la colonia Ex-Hipódromo de Peralvillo, en la delegación Cuauhtémoc, en seguimiento de una carpeta de investigación iniciada por el delito de trata de personas, y abierta a partir de una nota periodística.

En ese sitio se ubicó a la mujer, quien refirió que se dedicaba a la venta de dulces, y que una tercera persona se acercó a los policías para denunciar que también se hallaban en ese momento dos de las posibles víctimas, ambas menores de edad originarias de Tulancingo, Hidalgo, por lo que se detuvo a la hoy imputada.

Se relató ante la juez Cortés Silva que ambos menores dijeron a los policías el tipo de trabajo que realizaban, y refirieron que las cantidades de dinero obtenido por las ventas lo entregaban a la mujer y también a otro sujeto.

Además de la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa que se impuso a la imputada, la impartidora de justicia calificó de legal su detención.

La defensa de la imputada solicitó la duplicidad del término constitucional para que le sea definida su situación jurídica, por lo que se programó continuación de audiencia para el próximo día 23, fecha en la que la juez Cortés Silva determinará si la vincula o no a proceso.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...