compartir en:
Embed video: 

A veces la falta de sentido común llega muy lejos y ese fue el caso de una joven universitaria de Argentina que lanzó a un gato de un cuarto piso porque quería saber si el animal caía parado al ser arrojado de gran altura.

Los hechos se registraron en la ciudad de Presidencia Roque Sáenz Peña cuando la mujer toma al gato negro de su vecina para lanzarlo desde el balcón de un cuarto piso, evidentemente las redes sociales se le fueron encima.

A tal punto que Fiorela Álvarez tuvo que cerrar su cuenta de Facebook por los ataques masivos e incluso ofreció disculpas: "lo que hice fue horrible y no lo justifico, fueron dos segundos de inconsciencia o de estupidez, no pensar más allá del momento, no imaginar siquiera las consecuencias".

Por fortuna la inconsciente mujer corrió con los gastos del veterinario, ofreció disculpas a la dueña y señaló que el animal objeto de este cruel experimento no murió.

Con información de La República