Primer día oficial de competencias en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y ya se presentó una de las escenas más impactantes y escalofriantes: el gimnasta francés Samir At Said se fracturó la pierna izquierda.

Samir realizó el salto de caballo y en la caída se rompió la pierna ante la sorpresa de los aficionados presentes y el drama del deportista, que simplemente se sostuvo la pierna que le colgaba y rompió en llanto.

Y de esta manera, anticipada e inesperadamente, terminó su participación en Río 2016.