Aldesa, Aldesem y Epccor Aldesa, la misma gata nomás que revolcada  o los nombres de las empresas que hicieron la obra del Paso Exprés. Lugareños y turistas sufrieron un calvario de dos años, no los dieciocho meses del plazo que calculó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a lo largo de los cuales hubo unos 250 accidentes de tránsito, más de 20 fallecimientos, pérdidas materiales incuantificables, perjuicios a la infraestructura urbana, daños al medio ambiente y la molestia social generalizada por la lentitud de la realización de la obra que fines de abril fue puesta en servicio. Las dichas empresas causaron afectaciones a cientos de lugareños, pero al final se fueron como vinieron: protegidas por la SCT, envueltas en un manto con tufo a corrupción pues no se hicieron responsables de tantos estropicios. Inicialmente calculada una inversión de mil 50 millones de pesos, le pusieron 150 millones más y, cacareadas por la Auditoría Superior de la Federación anomalías por 270 millones de pesos en la ejecución de los trabajos, de ahí no ha pasado el combate a la presunta corrupción. Entregada la obra por la o las empresas y recibida por el secretario Gerardo Ruiz Esparza, el delegado José Luis Alarcón Ezeta o por el funcionario del área respectiva al que en estos casos le ordenan darlas  por buenas, que otros se encarguen de la reparación de los “vicios ocultos”. Los afectados llevan meses protestando, pero la SCT los tira de a locos. Semanas atrás, uno de los colaboradores del alcalde Cuauhtémoc Blanco ofreció la intermediación del Ayuntamiento, hablando incluso de recursos federales por cien millones de pesos para reparar defectos e indemnizar familias de viviendas dañadas; y lo hace ahora la diputada federal perredista Lucía Meza Guzmán, asumiéndose solidaria con las víctimas del Paso Exprés, diciéndose “bateada” por el delegado Alarcón, quien reiteradamente se ha negado a reunirse con ella y los afectados. Enojados, si este fin de semana no bocetaron siquiera un acuerdo en la delegación de la SCT, la mañana de este día un montón de familias de cuatro colonias bloquearán el Paso Exprés. Presidente del Consejo de Participación Ciudadana de la Primera Sección de la colonia Satélite, Fernando Zagal Domínguez advirtió: “porque la autoridad de la SCT y los representantes de la obra desde hace 15 días se comprometieron a arreglar los daños que provocaron, colocar un drenaje pluvial y bocas de tormenta debido a que ya se han presentado inundaciones, pero no lo han hecho”. Es decir, que culpables del caos vehicular no serán los colonos sino el delegado Alarcón y el secretario Ruiz, campantes los empresarios multimillonarios que construyeron el mamotreto pues si ellos cumplieron con el presunto “moche” que suele olfatearse en las concesiones de la obra pública, que ahora les cumplan, protegiéndolos… SONÓ bien el anuncio del gobernador Graco Ramírez en la tercera reunión de Comvives efectuada el sábado en Jojutla: que el estado Agustín “Coruco” Díaz será sucursal de “Las Chivas” Sub, y que los jugadores y su dueño, Jorge Vergara, reclutarán a talentos morelenses para que se incorporen al proyecto. Porque esta es la clave: futbolistas de los llanos morelenses entre los que hay muy buenos y sólo hace falta encontrarlos. Por eso fue grande el Zacatepec, nutrida por la cantera de la Liga Cañera que integraban unos diez mil jugadores llaneros cuyo paradigma era llegar a la escuadra que entrenaba y jugaba en el “Coruco”. Cuando el Zacatepec y el Guadalajara fueron la base de la única selección nacional capaz de derrotar a Brasil en el mítico estadio Maracaná, con un gol del “Chalo” Fragoso y el marcaje personal, perruno, del “Gallo” Núñez al gran “Pelé”. (Cuenta todavía Gabriel, el oriundo de Taxco pero tan cuernavacense como las guayabas, cómo cumplió la orden de Tréllez: “Te le pegas al negrito y no lo sueltas ni para ir al baño”). Por primera vez campeón del fútbol mexicano en la temporada 1954-55, la historia del Zacatepec es parte de las nostalgias de las generaciones viejas que convivieron con el equipo campeón de hace seis décadas: “Nacho” Tréllez, Nelson Festa, Raúl Cárdenas, Panchito Hernández, José Antonio Roca, “Tito” Izaguirre, “Chato” Ortiz, Mario “El Flaco” Pérez, “Bigotón” Vela, Héctor Ortíz, “Pájaro” Septién, “Lika” González (el diseñador del escudo), “La Pisca” López, “Paisano” Martínez, Agustín “Coruco Díaz”, “Güero” Jasso, Carlos “Charro” Lara, G. Tedesco, “Güero” Cabañas, Ernesto Candia, “Cerros” Amaya. Carlos Turcato… ¡Qué tiempos aquellos!.. ME LEEN MAÑANA.

Por José Manuel Pérez Durán

[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...