compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.-  La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), delegación Morelos, instaló más de 300 preciadores en diferentes establecimientos de la entidad con motivo de la celebración del Día de las Madres para evitar que se pretenda sorprender a los consumidores.
Así lo informó Zaira Fabela Beltrán, delegada de la Profeco, quien explicó que los preciadores tiene la finalidad de apoyar a los consumidores en la siguiente compra de artículos, sobre todo para que hagan una comparación de precios y calidad antes de adquirirlos.
Dijo que aunado a ello, se intensificó la verificación en los establecimientos comerciales, restaurantes y otros giros relacionados con el 10 de Mayo, “hasta el momento llevamos más de 50 supervisiones y hemos emitido una sanción administrativa”, agregó.
La delegada reconoció que por ser uno de los festejos más importantes para los mexicanos, la actividad comercial y de consumo aumenta hasta en un 50 por ciento, por lo que se tiene que supervisar y verificar los negocios con la finalidad de que no exista un mal comportamiento que afecte a la economía de los consumidores.
Aseguró que todos los giros tendrán que cumplir con lo dispuesto por la Ley Federal de Protección al Consumidor, así como los productos y servicios tendrán que reunir los requisitos mínimos de información comercial y cumplir con las especificaciones establecidas en las Normas Oficiales Mexicanas (NOM).
Respecto a la única sanción que se ha registrado durante el operativo del Día de las Madres, comentó que se aplicó la sanción administrativa debido a que el establecimiento no tenía sus precios a la vista y esta falta es sancionada conforma a la normatividad.

300 preciadores serán colocados en diferentes establecimientos comerciales.

50 acciones de supervisión se han realizado, sin registrarse alguna sanción

 

Por:  CARLOS SOBERANES  /   [email protected]