México.- “Es un día especial, estoy por llorar por esto”, fueron las palabras del emblemático jugador de Pumas, el paraguayo Darío Verón, quien se despidió de la institución en la cual militó por 14 años.

Reunido con el plantel y la directiva, encabezada por el presidente de Pumas, Rodrigo Ares de Parga, el sudamericano mostró tristeza por la partida.

“En algunos momentos hablaron muy mal de mi persona y de la institución y eso nunca fue cierto, acá somos como una familia, nos llevamos súper bien. Estoy muy tranquilo y agradecido con Pumas por estos 14 años.

“Si quieren crecer tienen que dedicarse mucho como profesionales y como persona. Y también estoy orgulloso de mi persona porque representé a la universidad más importante de Latinoamérica”, afirmó.

El técnico Paco Palencia se estrechó en un abrazo con el jugador y sin más dejó que expresara su razón de ser parte de la historia de Pumas.

“Es un día difícil para mí. Estoy agradecido con Pumas, y desde luego con la afición”, destacó.

Verón estuvo acompañado por varios elementos del actual plantel que portaron una playera con la estampa del rostro del sudamericano.

Ares de Parga también explicó que no habrá más contrataciones en Pumas para el próximo torneo. Sus refuerzos son Mauro Formica, Joffre Guerrón, Néstor Calderón, el portero Alejandro Arana y el regreso de David Cabrera.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...