compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Es viable la propuesta que sindicatos del Poder Ejecutivo y otros hicieron para que diputados analicen reducir la tasa base de las aportaciones al Instituto de Crédito, consideró ayer la directora de la dependencia, Verónica Martínez García.

“Se puede trabajar en ello”, respondió la funcionaria, quien agregó que, en efecto, el seis por ciento sobre el salario integral, puede ser alto, sobre todo para los empleados sindicalizados, que son los que menos ingresos perciben y, quienes al final del día, son los que más aportación hacen al instituto.

Martínez García agregó que en ese análisis que pidieron algunos sindicatos, debe incorporarse el tema de la viabilidad financiera del organismo, encontrar el punto de equilibrio que, por un lado, no afecte a la base trabajadora con cuotas más altas, pero que tampoco ponga en riesgo la operación.

Dijo que en las condiciones actuales, el instituto de crédito no recibe presupuesto y sus gastos de operación y nómina se pagan del capital que maneja y de los intereses que cobra por los créditos otorgados.

“Sólo tenemos el presupuesto de la cotización del trabajador, que es un ahorro para ellos, el seis por ciento del patrón y la suma de los ingresos de los créditos, por eso tenemos que encontrar un punto de equilibrio”, insistió.

Verónica Martínez aclaró que la reforma que piden los sindicalizados es viable siempre y cuando se cuide que las aportaciones, con el porcentaje que se establezca, sean reales y equitativas.

Porque, dijo que no se puede seguir aspirando a obtener un crédito de 750 mil pesos, cuando la aportación mensual es de 70 pesos.

Por: Antonieta Sánchez
[email protected]