Comerciantes de la colonia Carolina, en Cuernavaca, donde el sábado pasado perdió la vida la menor Laydi Magaly, organizaron una colecta para ayudar a los familiares de la pequeña, cuyo cuerpo ya fue traslado a su lugar de origen, Chilapa, Guerrero, donde fue sepultada.

De acuerdo con el testimonio que vecinos dieron a Diario de Morelos, quienes no quisieron dar su nombre, aseguraron que la pequeña se encontraba de vacaciones y que cada temporada de asueto, la menor se venía desde allá hasta Cuernavaca para pasarse la temporada con su abuelita.

 

 

Sin embargo, el sábado todo cambió. Un hombre entró al cuarto donde se encontraba la pequeña, y tras abusar sexualmente de ella, le quitó la vida.

No conforme con eso, robó un tanque de gas que pertenecía a la abuelita.

La señora había salido un momento para atender el negocio que se encuentra a unos pasos de la casa, donde trabaja, elaborando tortillas a mano.

 

 

En ese lugar, comerciantes instalaron una caja con un mensaje que dice “Descansa en paz en los brazos de Dios, Magaly, y vive en el alma eternamente”.

Comensales que llegan al negocio de comida, depositan unas monedas; todo el apoyo será destinado para los familiares de la pequeña.

Las autoridades han dicho que están a unos pasos de capturar al presunto asesino, pero piden a la ciudadanía no especular con información que se ha revelado en redes sociales.

Era un inquilino problemático: casero

En entrevista con Diario de Morelos, el dueño de la vecindad aseguró que el presunto agresor era un inquilino problemático, y debía algunas rentas. Por tal motivo, ya le había pedido que desocupara el cuarto, para evitar algún conflicto.

Asegura que ya estaba sacando algunas cosas, pero en el cuarto del hombre quedaron otras más.


Últimas Noticias