compartir en:

Ciudad de México.- "Hola México. Yo soy Malala”, expresó la Premio Nóbel de la Paz, Malala Yousafzai  en un perfecto español, al hacer su aparición ayer en el foro del Auditorio Nacional donde participó en la XV edición del evento de la Fundación Telmex, México Siglo XXI, y donde ante más de 10 mil becarios subrayó que la educación es el camino del empoderamiento de las personas, pero en particular del de las mujeres.
“Quienes quisieron callarme, cometieron un gran error”, comentó luego de que en los últimos años se ha convertido en la voz de millones de niñas y niños que tienen derecho a recibir educación.
Fue la primera de los cinco líderes del mundo reunidos por la Fundación Telmex en su evento anual, inaugurado por Carlos Slim Domit, presidente de Grupo Carso, quien destacó que los jóvenes serán los constructores y los líderes del México de mañana, en un mundo en el que es una exigencia económica la reducción de la pobreza.
Compartió su experiencia de vida con el auditorio en el que destacó que las mujeres son fuertes por naturaleza, no tienen que hacer nada extra, sólo darse cuenta, aceptarlo y hacerlo valer.
De origen pakistaní y víctima del fundamentalismo, respondió preguntas y se mostró como una joven normal, que no sólo se sobrepuso al ataque que la lesionó en el rostro, sino al bullying, al cambio de vida, y a sus miedos con la ayuda de sus padres y teniendo confianza en sí misma.

"La educación es un sueño que siempre se puede cumplir, en México se puede abatir el rezago en el que se encuentran más de dos millones de niños, sólo se requiere hacerlo visible para que sea reconocido.” Malala Yousafzai, Premio Nóbel de la Paz

Participación. Malala Yousafzai, Premio Nóbel de la Paz, fue invitada como ponente en un encuentro de líderes mundiales celebrado en Ciudad de México.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ /  [email protected]