compartir en:

1.¿Qué habrán vivido en su infancia quiénes asesinaron al empresario morelense Félix Rafael Arámuburu Hernández? ¿En qué mundo se formaron? ¿Quiénes y cómo los educaron? 
Escribo sumamente entristecida por el derrumbe de un montón de cosas, entre ellas el nulo respeto a la vida del prójimo. A la familia del empresario asesinado enviamos un abrazo solidario, pues le tocará aprender a vivir con el dolor de una trágica pérdida ocurrida en un mundo, en el que imperan la cultura de la violencia, el abuso del poder y la adoración del dinero fácil. Un mundo globalizado y democrático, en el que a pesar de todos los esfuerzos, no se ha logrado una educación en valores.
Hoy domingo no han dejado de circular en redes sociales las opiniones con respecto a este lamentable suceso. Lo que yo me pregunto es si la indignación manifiesta abonará la consciencia de que nos urge una reingeniería de los valores con los que educamos, o pasará a ser un capítulo más de la triste memoria colectiva de los morelenses. 
2.El desastre ocurrido en Juchitán por obra y “gracia” de la Naturaleza unirá a los  connacionales una vez más. Para esto sirven los terremotos desde el 85. Oaxaca y Chiapas son dos de los estados de la República Mexicana que generan más turismo cultural y si bien a los juchitecos les tocará la penosa tarea de levantarse de los escombros, es a los mexicanos en nuestro conjunto a quienes nos toca trabajar en comunidad en pro de la conservación del patrimonio material que nace de una cultura ancestral. Apoyemos a los Istmeños.
3.Paso al lector interesado en la confección de textos la siguiente información:
Se echa a andar el “Primer Concurso de Artículo Sobre Economía Cultural en  México”. Con ello se pretende fomentar la reflexión sobre un importantísimo capítulo de la cultura, aquél que tiene que ver con su impacto en la economía nacional. 
En este rubro del pensamiento (muy poco fortalecido en la Ley de Cultura y Derechos Culturales recién aprobada) se toman en cuenta cuánto aportan al PIB quienes integran las empresas creativas y culturales, me refiero a los diseñadores, los artesanos, los artistas, los escritores, los editores, los promotores culturales, etc., es decir, quienes integran la llamada economía naranja.
Ojo académicos y periodistas, porque en México no nos podemos quedar a la zaga en esta reflexión que incide en el bienestar social y el enriquecimiento de nuestro espíritu.
El concurso se cierra el 6 de octubre y el veredicto se dará a conocer un mes después. Las bases y detalles en http://economíacultural.xoc.uam.mx
4.Asimismo comparto que la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Autónoma de Querétaro, a través de su Grupo Colegiado Planeación, Creación y Gestión Interdisciplinaria en el Arte y la Cultura, en Coordinación con la Secretaría de Cultura Federal, la Secretaría de Cultura del estado de Querétaro y el Centro Educativo y Cultural “Manuel Gómez Morín” convocan al Séptimo Congreso Internacional de Artes y Humanidades que se llevará a cabo los días 4, 5 y 6 de octubre en este último lugar. 
La convocatoria está dirigida a investigadores, gestores, creadores y docentes para que desde sus áreas de expertisse den testimonio de sus exitosas prácticas y casos de estudio. La información en: http://artesyhumanidades.mx/2017/ 
5.Doblo la hoja de un libro que me entretiene desde hace días. El mismo aborda la monstruosidad en el arte. Paro de leer porque de repente pienso no en la mitología griega, los infiernos del catolicismo o los monstruos modernos de la “cultura Disney”, sino en los monstruos que nos rodean, esos que carecen de ética y de escrúpulos, esos que con su terrible actuar nos inoculan un miedo que aprendemos a vencer día a día. Enfrentar al esperpento con fortaleza y en comunidad es mi tarea. Y la suya también, querido lector. Con suerte, eso acaba con él. FIN

Por María Helena González López

[email protected]