compartir en:

1.El 22 de septiembre los artistas Edgar Cano, Óscar Rafael Soto y Francisco Valverde Prado fueron seleccionados como los ganadores de la XVII Bienal de Pintura Rufino Tamayo, acaso la más prestigiada del país. El hecho debe ser de interés para los morelenses en tanto Valverde lo es y produce desde hace años su obra en Cuernavaca, desde donde la ha dado a conocer al mundo.
En la misma destaca la línea como elemento expresivo. Desde luego no se trata del único artista que la ha privilegiado como temática, pero sí podemos decir que la originalidad de su propuesta se basa en que cuestiona el concepto mismo de lo lineal entendido como sinónimo de pureza, pues las rayas que elabora son imperfectas -están hechas a base de escurrimientos-, además de que siendo abstracto, su trabajo evoca el mundo figurativo (dulces, envolturas, diseño textil) por la composición, la brillantez, la artificialidad y la plasticidad de los colores que utiliza.
La pieza ganadora (200 x 200 cms., pigmentos y resinas expósitas/madera) formará parte del acervo del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca, en donde se expondrá a partir del 25 de noviembre, día de la premiación. La misma fue seleccionada de entre 53 piezas como una de las ganadoras por dos jurados -seleccionador y de premiación-, conformado éste último por tres destacados artistas: Manuela Generali, Daniel Lezama y Luis Argudín.
La bienal existe desde 1982 porque Tamayo entendió que los estímulos económicos facilitan la creación y que los concursos conducen a la exhibición y la mayor acreditación de las piezas.
2.Este sábado se inauguró en La Tallera la muestra del artista conceptual Pablo Helguera, quien expone dos piezas relacionadas con Cuernavaca. La Casa Plarre es una instalación basada en las visitas del artista, durante su infancia, a casa de una amiga de una tía suya; la segunda se vincula con su interés por el trabajo de Gregorio Lemercier, introductor del psicoanálisis entre los monjes del monasterio fundado por él en Santa María Ahuacatitáln. Además están las maquetas y collages relacionados con su interés por la ópera (Las Brujas de Tepoztlán), mismo que por fortuna también demostró mediante un performance titulado “The Metropolitan Opera Bathroom”, llevado a cabo en un pequeño baño de la casa en la que habitara Siqueiros. Y digo por fortuna porque nos hizo cantar y reír con él, mientras se duchaba y cantaba a capella algunas piezas conocidas.
Por esta muestra escénica y por su “Manual de estilo del arte contemporáneo”, un libro que critica con mucho y muy buen sentido del humor el sistema artístico nacional me congratulo de seguirle la pista a Helguera, quien estará visitando durante algunos fines de semana La Tallera.
3.“La Caja de Ramona” es un espacio alternativo y laboratorio de arte que tiene como objetivo generar encuentros y procesos de reflexión en torno a las prácticas del arte contemporáneo, vinculadas con ciertos procesos sociales involucrados, entre ellos las exhibiciones, las residencias artísticas y los talleres. La colectiva con la que inauguraron este viernes se llama “Uno Agua. Utopía Guayaba” e incluye trabajos de Cisco Jiménez, Minerva Ayón, Larissa Escobedo, Néstor Bravo, Javier Ocampo y la fundadora del espacio, Patricia Couto.
A este nuevo espacio, que está poniendo el dedo en la llaga de lo que es ser artista morelense en tiempos de crisis, ubicado en Campesinos número 3, Barrio La Santísima, en Tepoztlán, le deseamos mucha suerte por insistir en que lo utópico nos hace caminar, aunque sepamos que nunca alcanzaremos la meta ubicada en el horizonte, como muy bien e inolvidablemente lo señaló Eduardo Galeano.
4.El próximo viernes en la tarde, a las 6:30 PM se inaugura en la Galería del Colegio Cristóbal Colón (Ave. Morelos 345) la exposición titulada “El Museo de la Sandía” que contiene piezas elaboradas y coleccionadas por el creador yucateco Wilberth Azcorra. Por favor no se la pierda, porque además de compartir rebanadas de la fresca fruta, haremos énfasis en la noción de creatividad, en cómo con un elemento tan sencillo en sus formas y colores, pueden generarse cientos de objetos disímiles.
Y es que habiendo comenzado como grabador, Azcorra ha encontrado interesantísimas variaciones para un solo tema. Estoy segura de que este acervo conformado por pinturas (propias y de otros creadores), arte objeto, instalaciones, escultura y poemas le hará pensar, querido lector y lectora, que en nuestro estado todavía hay mucho por descubrir.
Esta muestra forma parte del Tercer Corredor Cultural Independiente del centro de la ciudad y quienes formamos parte de la organización tenemos la esperanza de que mucha gente nos acompañe. La idea es fortalecer el patrocinio privado del arte y la circulación del mismo. FIN

Por: María helena Noval / [email protected]