1.Mi columna de hoy, querido lector, es el resultado de la charla telefónica que tuve la mañana de ayer con el diputado Javier Montes Rosales, destacado impulsor de la iniciativa de ley recientemente aprobada, que permite que ya podamos hablar de la existencia de 4 nuevos municipios en nuestro estado. El tema sobre éstos es y será controvertido, toda vez que a los indígenas que los conforman les competerá ejemplificar formas alternativas de gobierno, además de promover la importancia de sus lenguas, costumbres e identidades -cultura- en tiempos de la aculturación y la transculturación propias del mundo globalizado.
Diputado Javier Montes: “El tema de los municipios se viene arrastrando desde hace más de 30 años, primero se buscó el reconocimiento de 27 pueblos unidos y de allí derivó el Catálogo de Comunidades y Pueblos Indígenas, eso implicó un buen avance. El Art. 2 (Título Primero, Cap. 1) de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos reconoce el derecho a la libre determinación de los pueblos indígenas y eso implica el debido respeto de parte de los congresos del estado y por supuesto del Ejecutivo. En Morelos, una vez reconocido el catálogo, se unieron 5 pueblos: Cuentepec, Coatetelco, Hueyapan, Xoxocotla y Tetelcingo.
“A su vez, el Gobernador Graco Ramírez lanzó la iniciativa para reformar el Art. 4o. porque éste reconocía como posibles municipios a los que tuvieran más de 35 mil habitantes, es decir, buscó allanar el camino, pero el proceso se quedó en la congeladora un tiempo, luego se retomó, corrigiendo por ejemplo la cantidad de indígenas -no se necesitan 35 mil- y se incluyó el hecho de que se necesitaba una investigación de carácter antropológico, para saber si había contenidos culturales indígenas, dándole mayor importancia a la lengua. También metimos el candado de la territorialidad vendida, para que se pudiera preservar el mismo. Ese es el inciso 11.
“Una vez obtenida la ley se presentó el problema de cómo darle vida orgánica, se votó en febrero, se hicieron asambleas en pueblos indígenas para solicitarle al Congreso vía, Mesa Directiva, que se les contemplara en la toma de decisiones. En sesión ordinaria se turnó a la Comisión de Pueblos Indígenas y a la Comisión de Gran Jurado y Ética Parlamentaria, cuyo representante es Julio Espín, para que las comisiones unidas nos encargáramos de dictaminar, pidiéndole a los pueblos que cumplieran los requisitos. La cuestión es ¿quién calificaba la existencia de las culturas? ¿El INAH, Antropología, el INEGI?
“Así, se reunieron alrededor de 5000 documentos de cada población, justificando que son originarios; en Hueyapan hay textos que muestran cómo se fundó la Ayudantía Municipal, cómo el clero rebautizó con un nombre católico a un indígena nacido con nombre náhuatl, etc. Después de un año, a principios de noviembre, el 9 para ser más exactos (porque el temblor retrasó todo) en sesión ordinaria, se dictaminó a favor que Hueyapan, Coatetelco y Xoxocotla, Tetelcingo es caso especial porque no querían que se les reconociera con 6 colonias nada más (habían vendido territorio y además forman parte del área conurbada de Cuautla) y por tal situación, ese tema está en veremos.
2.“Las leyes secundarias ya están y en los transitorios se maneja el tema de cómo tendrán que elegir sus consejos municipales. La ley dice que el gobernador tiene que elegir sus consejos, pero hemos platicado que no sería sano si se elige a alguien de fuera. Al final se pactó que en febrero las comunidades seleccionarán a 5 integrantes titulares y 5 suplentes. Esa lista se le enviará al gobernador, quien a su vez la enviará al Congreso y en entre marzo y diciembre ellos podrán estructurar su plataforma económica, política y administrativa, para que en enero del 2019 puedan tener recursos.
“La Comisión de Hacienda y la secretaría del ramo, piden se cumpla una fórmula que toma en cuenta la población, su número de habitantes y otros rubros. Tendrán que manejar su hacienda municipal, como todos los municipios. Cuando llegue el recurso a las comunidades, el comité tendrá que exhibirlo después de llevar a cabo asambleas públicas, o sea que hay un tema de moralidad y al final esto es transparencia. Por ejemplo, se preguntará públicamente cuánto es justo que se le pague al presidente municipal y qué recursos se darán para cada asunto.
“El asunto se tornará ejemplar, pues si en municipios como Zacualpan o Tetela del Volcán ven que en Hueyapan se exhiben los recursos tomando en cuenta a las comunidades ¿qué van a hacer? En materia de seguridad llegan a Tetela como 17 mdp, para el FAEDE llegan cerca de 10 mdp. Ese fondo es para agricultura y artesanías. Y eso nadie lo sabe. Es importante recordar que en tiempos prehispánicos los tlatoanis y los hueitlatoanis eran tomados muy en cuenta a la hora de decidir los asuntos comunitarios.
“Lo que hay en el fondo de todo esto es la intención de rescatar e impulsar nuestros orígenes frente a los millenials, por ejemplo, quienes no ven claro el rumbo. La idea es que le den la vuelta a sus preguntas y conozcan asuntos propios que a veces les llegan de otras fuentes, como la medicina tradicional”.
3.Finalmente le pregunto al diputado Montes de qué manera se podrán visibilizar las bondades de estas culturas originarias y cuál es el orgullo artesanal de Hueyapan, y me responde que habrá que platicar sobre la pertinencia de los museos comunitarios y mostrarle al mundo la belleza del gabán y el rebozo elaborados en su tierra. FIN

Por: María Helena González López /  [email protected]