compartir en:

1.
Hoy quiero compartir con ustedes un tema que me levanta el ánimo -espero a ustedes también-, porque refleja la voluntad de que las mentalidades de los integrantes de dos universos que durante siglos hemos concebido alejados del humanismo, dejen de estarlo. Me refiero al ámbito policiaco y el militar, ambos tan necesarios como temidos actualmente (y temor no es sinónimo de respeto), estando el primero además muy desprestigiado por los fenómenos de la corrupción y la impunidad, que nos aquejan a los ciudadanos, como un cáncer al parecer inevitable.
2.
Esta semana se llevó a cabo el Tercer Congreso de Desarrollo Humano del Sistema Educativo Militar Mexicano (SEM) y uno de los temas expuestos fue el contacto con el arte, porque sus efectos pueden dar como resultado un mucho mejor modelo educativo.
Dependiente de un marco ideológico vinculado con lo estrictamente reglamentario, la educación militarizada tradicional incluye poco contacto con lo sensorial y las necesidades emocionales del educando. No obstante, la ponencia del Sargento Segundo Óscar Montalvo Nemesio, titulada “Estrategias de formación en valores” demostró que esto no tiene que seguir siendo así, y que el cadete puede verse favorecido al incorporar en su vida valores que rebasen la cultura de la inmediatez y la preponderancia de lo económico.
A partir del análisis de las encuestas realizadas a cientos de integrantes del SEM, se vio que la FORMACIÓN ÉTICA no es un punto privilegiado por encima de asuntos como el poder adquisitivo, la educación escolarizada, la vivienda digna y el empleo estable. Seguidos por otros asuntos, la educación artística y la tolerancia hacia la orientación sexual quedaron al final en las encuestas.  
Es decir, los valores propios de la ética no se identificaron como sinónimo de felicidad, sino al contrario: “Hoy se ha desdibujado del desarrollo humano en la formación militar” -dijo-. Luego demostró que los temas vinculados con el civismo, propuestos por la Secretaría de Educación Pública no siguen una línea pedagógica clara. La cultura de la democracia-tolerancia, la ecología y medio ambiente, los derechos humanos y la cultura de género y sexualidad aparecen como temas inconexos, dando por resultado que los sistemas educativos de otros países resistan mejor que el nuestro el reto de formar personas más completas “La educación básica en nuestro país es un disparo que va para todos lados”, dijo.
Continuando con su exposición, el Sargento Montalvo demostró que las nociones de ESTÉTICA y ANESTESIA son antinomias, y que en gran medida las instituciones educativas actuales fomentan ésta última. Lo crucial aquí es entender que la falta de respuesta a los estímulos sensoriales (el no sentir) LIMITA LA CAPACIDAD IMAGINATIVA e INTELECTUAL del individuo.
Finalmente, propuso como estrategia para la formación ética, el contacto con las artes: invitar al individuo a que sea consciente de su percepción del mundo a través de sus 5 sentidos, logrará la reflexión estética y ésta dará paso a la ética (la identificación con los protagonistas del arte y las anécdotas que éstos cuentan es básica). A través del contacto con ciertas obras de arte como “Don Quijote de la Mancha” y “El Principito” se pueden generar valores como el espíritu de lucha, la tolerancia, la empatía, el amor y el respeto. La idea del ponente es darle un sentido a lo militar propio mexicano, mediante una teoría pedagógica que genere el bien común y la construcción de un plan de vida que dé como resultado la felicidad.
3.
Obedeciendo a una idea similar, pero enfocándose más en la práctica (no en la apreciación de las artes, como en el caso anterior), se creó recientemente la Orquesta del Mando Único en nuestro estado. Ésta se presentó el miércoles pasado en el Teatro Ocampo con un repertorio variado y he de decirles que quienes estuvimos allí salimos muy contentos, porque además de que su trabajo fue de mucha calidad -nos hicieron cantar a todos-, lograron demostrar que el policía es como el ciudadano común: un ser humano sensible.
Si bien la iniciativa no es exclusiva del programa de trabajo del Comisionado de Seguridad Pública Alberto Capella, pues existen ya ensambles musicales en otros organismos del ramo, hay que decir que se percibe un liderazgo muy positivo de su parte, al haber decidido impulsar actividades que sensibilizan y dignifican a su capital humano. Además, dicho liderazgo no sólo lo mostró de palabra, sino que él mismo cantó con el mariachi que debutó ese día.
4.
Desde luego que pienso en el Padre Armando Vargas Caraza: él fue indiscutiblemente un precursor de la inclusión de la educación artística en el sistema educativo militarizado mexicano y mucha gente lo vio actuar y cantar en zarzuelas y otros montajes escénicos en el Teatro Ocampo y el Cine Morelos. No cabe duda de que hay visionarios en la historia de la educación a los que hay que seguir si queremos vivir en un mundo mejor. FIN 

Por: María helena Noval / [email protected]