compartir en:

1.
El Instituto de Cultura de Cuernavaca nació el 14 de abril de 2014 (ACUERDO AC/SE/13-III-2014/243.- Que crea el Instituto de Cultura de Cuernavaca, como un Órgano Desconcentrado de la Administración Pública Municipal). Para que se diera de alta, el Dr. Jorge Morales Barud quien fungía como Presidente Municipal propuso una terna conformada por el fotógrafo Adalberto Ríos Szalay, el especialista en arte popular Fernando Hidalgo y el museógrafo Edgar Assad Gutiérrez  -todos ellos reconocidos promotores culturales-, quedando éste último a la cabeza del mismo. Acto seguido, se conformó el Consejo Municipal de Cultura y las Artes de Cuernavaca que sesionó dos veces por año. Los integrantes del mismo éramos Enrique Cattaneo y Cramer (Director de la Facultad de Artes de la UAEM), Víctor Hugo Valencia Valera (Delegado del INAH Morelos), Pericles Lavat Guinea (Director del Centro Morelense de las Artes), Cecil Camil de Abe (Directora de Adopte una Obra de Arte Morelos) y una servidora.
En la primera de las sesiones se propuso el programa a desarrollar bajo el título “Cultura para todos” y fue así como el Museo de la Ciudad (MUCIC) empezó a convertirse en un sitio muy visitado, no sólo porque el instituto le dio la normatividad y la unidad administrativa necesarias para que se establecieran los procesos y formatos obligatorios para su continua operatividad, sino porque allí se presentaron muchos libros, se impartieron múltiples conferencias y se llegó a tener una exposición artística por mes. Como la ciudad carece de una casa de cultura comunitaria y la secretaria de cultura estatal había limitado el Jardín Borda para exposiciones de catálogo de CONACULTA, la agenda del MUCIC creció y se apretó al máximo.  
 
2.
En esta nueva administración, el hoy encargado del instituto, Maestro Hugo Antonio Juárez, profesor y empresario de artes escénicas, busca poner en marcha una política cultural en consonancia con lo que el citado Consejo aporte para el aprovechamiento, difusión y desarrollo del talento y la vocación de la colectividad cultural y artística de la entidad.
Su punto de partida es lo bien posicionado que quedó el MUCIC, pero además ha asegurado que buscará fortalecer el enlace con las colonias y comunidades de la ciudad a través de los artistas comprometidos con la noción de retribución social. Por otro lado y tratándose de fomento a la lectura ha dicho que reforzará la línea editorial con casi el doble de publicaciones, llegándose a unas treinta en tres años.
Dado que se me ha hecho el honor de pertenecer de nuevo a tal agrupación de asesores, propondría yo además repensar el tema patrimonio cultural en función de que cualquier creación ideológica o material que favorezca la organización social y el bienestar del individuo debe preservarse.
En Cuernavaca el tema del paisaje, el entorno visual y habitable es uno de los puntos que resulta más prioritario. La contaminación visual, la falta de planeación del crecimiento y la situación del mobiliario urbano –con todo y la terrible condición de muchas de las esculturas y monumentos de la ciudad- demandan atención urgente.
La UNESCO, el órgano internacional dedicado al tema propone a los dirigentes políticos que lo ideal es lograr que la cultura ocupe un puesto relevante en todas las políticas de desarrollo y más concretamente en las relativas a la educación, la ciencia, la comunicación, la salud, el medio ambiente y el turismo.
Deberemos insistir pues, este próximo jueves, en sesión de trabajo, en que se dediquen más recursos y esfuerzos al tema porque se ha demostrado que el cambio en las mentalidades y las acciones sólo se dan cuando hay sensibilidad para el entorno. Ya no debemos permitir que el vandalismo, la intolerancia y la mediocridad predominen entre nosotros los morelenses ávidos de un lugar como la Cuernavaca que soñamos todos. Ω

 

Por: María Helena Noval / [email protected]