compartir en:

1.
Lo dicho: el arte es una actividad humana que se da al margen de las vilezas del materialismo exacerbado y la ligereza de pensamiento propios de nuestra época. El arte se encarga de resolver asuntos del espíritu y nos da contento. Por eso, proponerles a ustedes, mis queridos lectores que se acerquen a cuatro exhibiciones lo más pronto que puedan, debe entenderse, no como un exceso, sino como una convocatoria para la salud del alma.
2.
La primera muestra que quiero recomendarles es la colectiva de los alumnos del Maestro Roger Von Gunten, colgada en el mal llamado Museo de la Ciudad de Cuernavaca; ellos acuden semanalmente al taller Apozonalli, ubicado en Tepoztlán y proponen el color como tema básico, ya que el pintor de origen suizo les enseña la teoría de Johanes Itten, por lo que debemos acercarnos a las piezas sin el prejuicio de que el color encendido es de mal gusto. Lo que hay que ver es la manera en la que cada artista aborda el tinte o el matiz en el espacio pictórico: ¿Qué sucede con la saturación, la temperatura y la luminosidad? ¿Hay muchos contrastes? ¿Hay analogías? ¿Hay tramas o se trata de manchas libres? Todo ello entendiendo además, que el estilo general de la muestra es el abstraccionismo lírico (aunque de vez en cuando aparecen algunas figuras por allí).
Los participantes son: Adriana Huerta, Grace Flamand, Eugenia Espinoza, Armando Brito, Olivia Garza, Marcela Navarrete, Frida Kaal, Nazul Salinas, Enrique Argote, Georgina Rodríguez “Geroco” y Freda Barrera Fitch. A ellos les pide el maestro frescura, atrevimiento, gozo y compromiso, cosa totalmente opuesta a los talleres de la antigüedad, en los que se obligaba al aprendiz a pintar igual que el consagrado para “bien graduarse”. “Si el ojo fuera mar” es el título de la muestra y está en las salas de abajo.

3.“Lucho” le dicen de cariño a un joven artista egresado de la Facultad de Artes de la UAEM que está exponiendo en LAMULI, el Laboratorio de Arte Múltiple comandado por la trabajadora y talentosa Ana Rojas, ubicado en la calle de Rayón. De su obra allí expuesta puedo decir que es elegante, clara en su mensaje, propia en su técnica y al mismo tiempo contundente en su relación con la perspectiva de género.

La muestra se llama “Hendidura” y las piezas de la misma, además del gofrado logrado a base de impresiones de fragmentos de tejido en crochet, incluyen cortes en el papel que recuerdan que las hendiduras no sólo le pertenecen a los cuerpos sexuados, sino al alma. Lucho, cuyo nombre es Luis Antonio Felipe Ortega Barceló, hace de este modo honor a su apodo: lucha por la expresión de una manera particular de estar en el mundo y por eso y por la calidad de su obra ya se ganó el respeto de quienes asistimos a su primera exposición individual con tanto gusto.  
4.
No puedo dejar de mencionar la emoción que nos dio a varios interesados en el arte, encontrarnos con la obra de Fred Stonehouse en la Galería NM Contemporáneo, de la activísima y sensible Carmen Rosa Vega. Coincidir con el artista en la interpretación del contenido fantástico -no surrealista- de su obra fue el primer punto que abrió un diálogo sobre arte que nos mantuvo absortos,  a varios, durante la inauguración. En su  obra aparece el mismo rostro, pero no se trata de un autorretrato, sino más bien de un signo. El sabor vintage y algunos gestos representados recuerdan por momentos la obra del mexicano Enrique Guzmán y del neoyorquino Basquiat.
5.
En la galería del Colegio Cristóbal Colón de Cuernavaca se acaba de estrenar una colectiva de súper lujo, que aborda la identidad del mexicano desde la concepción de un México profundo, lleno de contradicciones y riquezas. Titulada “Septiembre: mes de la Patria”, la misma trasciende la añeja costumbre de presentar al país a partir de folklorismos, e insiste en temas tan trascendentes como las adicciones, la obesidad y los derechos de las minorías, sin pasar por alto la riqueza de nuestras creencias religiosas, que son resultado de complejos sincretismos. Edgar Assad, nuestro querido curador y Director de Patrimonio y Arte de la Fundación Noval para el Fomento de la Cultura y las Artes, logró con esta muestra, que estará abierta un mes -de 8 a 5 PM- un trabajo excepcional. Entrada gratis, Avenida Morelos 345, Centro. FIN

Por: María helena Noval /  [email protected]