1.Se inauguran este viernes 11 de mayo tres muestras que podrían incluirse en la “Nueva Figuración (Morelense)”, si tal apelativo de origen italiano nos permitiera extender sus alcances hasta este rincón del país. Vamos con las dos primeras.
Xolo Polo (Xólotl Lozano Polo) y Miguel Ángel Izquierdo Sánchez trabajan técnicas diferentes, pero coinciden en el gusto por el manejo no realista de la figura humana. Ambos prefieren la sugerencia, la poesía, la inmaterialidad de los cuerpos. Uno pinta, el otro talla y registra en fotografía.
18 acrílicos sobre lienzo de mediano formato, de la autoría del primero se podrán ver en la Galería BAAN de Beatriz González, ubicada en Matamoros 9, Acapantzingo (7 PM). En ellos se aprecian desnudos femeninos y masculinos captados desde perspectivas inusuales, cuyos volúmenes destacan, porque Xolo Polo juega exitosamente con nuestra capacidad de distinguir la ilusión de distancia y por lo tanto manos, rodillas y pies flotan en el espacio, frente al resto del cuerpo.
También hay que valorar el manejo del degradado de las figuras sobre el color homogéneo del fondo, destreza que le viene al pintor por haberse formado como diseñador gráfico.
Entre las piezas aparece un Emiliano Zapata (“Mi Rey”, 160 x 100 cm.), tema que Xolo Polo trabajó con insistencia desde fines de los años noventa del siglo pasado, mucho antes que otros artistas aprovecharan la pertinencia histórica del centenario de la Revolución Mexicana en 2010, situación que lo dio a conocer como un propositivo creador en esta capital.
2.Miguel Ángel Izquierdo se ha dedicado al antropomorfismo (creación de formas que recuerdan la figura humana) desde hace tiempo, un poco a la manera de lo que hacía Don Feliciano Mejía (Yautepec, Morelos, 1899-2008), artista hoy súper codiciado entre los coleccionistas de arte morelense, expuesto recientemente en el Museo de Culturas Populares en la CDMX.
Si Don Feliciano tallaba burdos troncos para darles forma humana o animal, añadiéndoles un fragmento de otro material para completar nuestra percepción, Izquierdo lleva esta pulsión a otro nivel, pues sus tallas de dinámicas figuras en varitas le brindan refinamiento al arte popular.
Al respecto el autor dice: “En esta ciudad todo el tiempo se están podando árboles... entre ellos los frutales, que son en general muy adecuados para tallarlos... así surgió la que llamo ‘Academia de Danza Guayaba-Mandarina-Limón’, por la procedencia de las ramas... Esta expo es un homenaje a quienes danzan o enseñan a danzar... Ahora tallo en cualquier rama resistente... Les tomo foto, y con frecuencia, publico bajo la serie ‘Por donde paso, ellas danzan’. La muestra se podrá ver en el restaurante La Maga, de Regina Garzamonroy (Morrow 9 Altos, Centro) a partir de las 8 PM.
3.El mismo día, en la Ciudad de México, en el Museo Carrillo Gil (Avenida Revolución 1608, San Ángel) se inaugura, a las 7:30 pm la colectiva titulada “Pintura Reactiva”, una curaduría de Carlos E. Palacios -morelense por adopción- que vale la pena ver porque recoge la obra de una treintena de artistas, que de manera individual han marcado los lineamientos de la pintura contemporánea.
Sin mayores pretensiones, el texto de Palacios responde así a uno del cítrico guatemalteco Luis Cardoza y Aragón, publicado en 1961: “Los artistas reunidos en esta exposición realizan ejercicios reflexivos desde la pintura -y sobre todo desde lo pictórico- ajenos a las determinaciones unilaterales de esta técnica, la historia del arte, las tradiciones o contextos culturales y geográficos específicos. Sus motivaciones están compuestas por múltiples capas de intereses intelectuales que responden a un universo muy abierto de discursos, temporalidades, nuevos imaginarios y prácticas artísticas”.
Entre los creadores “ya hechos” seleccionados por Palacios están Gabriel de la Mora, Teresa Velázquez, Berta Kolteniuk, Marco Arce, Ulises García Ponce de León, Yishai Jusidman, Francisco Larios y Melanie Smith. Llama allí la atención la presencia de Lalo Lugo, quien expuso recientemente en el mal llamado Museo de la Ciudad de Cuernavaca, porque pasa a ser un “debutante” en las ligas mayores. Ojalá Lugo le dedique a la pintura el tiempo que esta infame vocación exige y consolide lo que ha soñado. FIN.

Por:  María Helena González / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...