compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Organizaciones ciudadanas se están uniendo para realizar el rescate de las principales barrancas de Cuernavaca, ante el descuido que por años han padecido los cauces, considerdos como los ‘pulmones’ de la ciudad.
En la agenda de las agrupaciones de la sociedad civil se encuentra en primera instancia el saneamiento de las barrancas Sacatierra, Salto Chico y San Antón, que en la actualidad están consideradas con los más altos índices de contaminación, debido a una importante descarga de Aguas residuales que reciben de las colonias del poniente del municipio.
César Salgado Castañeda, uno de los impulsores de estas acciones en favor de las barrancas, dijo que ya se tiene un estudio y costo de inversión para poner a funcionar la planta tratadora de la colonia Sacatierra, que por lo menos en los últimos cinco años se encuentra abandonada, y cuya reactivación tendría un costo aproximado de 2.5 millones de pesos, mismos que serán gestionados ante la iniciativa privada.
Y es que resulta evidente que al estar fuera de servicio, las descargas residuales que debía tratar, y que llegan en gran cantidad, llegan directamente a las barrancas Sacatierra, Salto Chico y Salto de San Antón, donde la contaminación y el mal olor los invaden, y por eso se considera que, mientras la planta tratadora no esté en servicio, cualquier intento de sanearla y recuperarla resultarán vanos.
El pasado 2 de abril, la sociedad civil ya puso el ejemplo y realizaron una jornada de limpieza en el Salto Chico, con el objetivo de recuperar estos espacios emblemáticos de la capital, y que otrora fueran uno de sus atractivos turísticos.
Por su parte, el Cabildo ha tocado el tema de rescate del Salto de San Antón por lo menos en tres ocasiones, pero todo se ha quedado en buenos deseos, pues tampoco se ha hecho una inspección ocular, para que por lo menos conozcan la magnitud y el grado de contaminación que existe. 

Ejemplo. A principios de abril, ciudadanos sumaron esfuerzos para limpiar el Salto Chico.

Rescate de barrancas, sólo en el papel
Se ha aprobado un reglamento de uso y conservación de barrancas, pero hasta el momento se desconocen los recursos destinados para implementarlo.

2.5 mdp  se requieren para poner a funcionar la planta tratadora Sacatierra, para sanear las barrancas Salto Chico y Salto de San Antón.

Voluntad. Organizaciones señalan que el rescate de las barrancas es más una cuestión de voluntad, por lo que llaman a autoridades a poner de su parte.

 

Por:  Rogelio Ortega  /  [email protected]