compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Los fenómenos telúricos asociados a los últimos dos sismos que afectaron a Morelos con fecha 7 de septiembre y 19 de septiembre, se deben a la interacción de la Placa de Cocos con la de Norteamérica, en un movimiento de subducción  de la primera con la segunda, informó Francisco Javier Bermúdez Alarcón, titular de la coordinación estatal de Protección Civil en el Estado
Mencionó que hasta la mañana de ayer, se tenían registradas 39 réplicas del sismo con epicentro a 12 km al sureste de Axochiapan y 6 mil 843 Réplicas del Sismo  de 8.2  grados Richter con epicentro en el Golfo de Tehuantepec.
“Estas reacciones son normales por el movimiento que se registró el 19 de septiembre, hasta el momento no han provocado afectaciones en la entidad y han sido poco perceptibles para la sociedad”, expresó.
Dijo que adicionalmente el día 7 de octubre se registró un sismo de magnitud  3.6 grados en la escala de Richter con localización a 10 km al sureste de Puente de Ixtla, Morelos; con una profundidad de 5 km.
Por lo anterior, el coordinador estatal de Protección Civil señaló que mantienen una estrecha comunicación con las demás áreas municipales respecto a las consecuencias que se presenten después de las réplicas, sin qu hasta el momento se tenga un reporte negativo.
Respecto a la actividad que ha presentado el Popocatépetl, desde el día 30 de septiembre se encuentra dentro de los escenarios previstos en la fase amarillo dos del semáforo de alerta volcánica.
El monitoreo del volcán se realiza de forma continúa las 24 horas. Cualquier cambio en la actividad será reportado oportunamente, dijo.

Monitoreo. El último movimiento telúrico reportado en la entidad se registró el sábado, con epicentro el Puente de Ixtla.

Por: CARLOS SOBERANES / [email protected]