Desde San Diego viajó a la Ciudad de la Eterna Primavera la familia Rivera para organizar una celebración por el bautizo de Valerie.
La pequeña fue presentada en el altar de la Parroquia de Santa María Madre de la Misericordia para recibir el agua bendita y realizar el primero de los sacramentos de la iglesia católica. Todo el tiempo estuvo en brazos de sus papás, Priscila y Esteban Rivera y junto a sus padrinos, que aceptaron esta importante responsabilidad de ser sus guías a lo largo de su vida.  
Al finalizar la misa, todos fueron invitados a una recepción al aire libre en Hostería Las Quintas para disfrutar de exquisitos platillos, así como  de una mesa de dulces con el nombre de la festejada en letras de madera.
Los hermanos de Valerie, Esteban y Daniel Rivera, junto con todos los asistentes, le desearon lo mejor a la pequeña durante la celebración, en la que pasaron horas de diversión y entretenimiento.

Por: Mariana García /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...