Debido a la contaminación que provoca la publicidad, una mala imagen y que genera la acumulación de basura, el regidor, Romualdo Salgado Valle, propuso iniciar una campaña contra la colocación de pendones, gallardetes y todo anuncio en la vía pública.

En sesión ordinaria de cabildo, el regidor solicitó al alcalde, Antonio Villalobos Adán, y al resto de los integrantes del Ayuntamiento, programar una campaña para limpiar la ciudad de esta publicidad en postes, bardas y edificios públicos.

“El inmobiliario urbano está totalmente sucio, y está lleno de propaganda de eventos que incluso no son de la ciudad, por la falta de la aplicación de la ley, vienen personas de otros municipios a pegar su publicidad sin consentimiento”, expresó el concejal municipal.

La propuesta del regidor, Salgado Valle, tiene varias etapas, la primera consiste en programas un plan de trabajo, donde participen todas las áreas municipales y su personal, para realizar labores de limpieza y retiro de la publicidad en las calles.

En la segunda etapa, se tiene contemplado, realizar recorridos en coordinación con las áreas operativas del Ayuntamiento para que se aplique el reglamento municipal y se sancione a quienes colocaron propaganda en inmobiliario urbano sin la autorización de la autoridad.

“No podemos ser tan complacientes con la gente que violenta el reglamento, debemos aplicar la ley, porque además de contaminar la ciudad visualmente, el personal de limpia hace su labor doble”, expresó el regidor.

Adelantó que la propuesta para limpiar, retirar y sancionar a quien coloque publicidad en inmuebles públicos, postes, bardas y otros espacios del municipio, se presentará a los delegados y ayudantes municipales para que la campaña se aplique en toda la ciudad.